Archivado en

SINIESTRALIDAD

Justicia plantea una reforma del Código Penal "en profundidad" en materia de siniestralidad laboral


El Ministerio de Justicia tiene previsto afrontar una reforma del Código Penal en "profundidad" para endurecer las penas y sanciones en materia de siniestralidad laboral. Así lo anunció hoy el Secretario de Estado de Justicia, Luis López Guerra, en Oviedo, donde asistió a la apertura de unas jornadas sobre 'Protección Penal de los Derechos de los Trabajadores'.


pdf
print
pmail
VISITANOS SI QUIERES ESTAR INFORMADO

SECCIÓN SINDICAL FRATERNIDAD MUPRESPA

Según explicó Luis López, la pretensión es abordar esta reforma de cara a finales de 2005.

Se mostró no obstante partidario de trabajar por dar estabilidad a las normas por entender que esto contribuye a que exista una mayor seguridad jurídica y abogó por la celebración de jornadas como las que se celebran hoy en Asturias por entender que permiten extraer "datos fehacientes y seguros" de cara a iniciar cualquier modificación legal.

El secretario de Estado destacó en su intervención la concienciación social existente en materia de prevención de riesgos laborales. "Es evidente que cada vez existe mayor concienciación social", aunque aseguró que "un solo accidente es ya un número muy alto".

En la apertura de las jornadas estuvo también presente el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, quien calificó de "excesivas" las altas tasas de siniestralidad nacionales. Para Conde-Pumpido, estos datos "hunden sus raíces en el insatisfactorio cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales" y justificó por ello que de forma puntual "se arbitren respuestas de distinto calibre e intensidad en un intento de reducir al máximo el número de accidentes laborales".

Destacó la importancia que para el Ministerio Público tienen las estadísticas a la hora de confeccionar "criterios de actuación político criminales", aunque lamentó que no dispongan aún de datos con la suficiente fiabilidad. Admitió además cierta "desconexión procedimental" entre el proceso penal y otras instancias como puede ser el Ministerio fiscal.

Entre la propuestas que planteó en su intervención Conde-Pumpido expuso la posibilidad de que se cree un registro especial de causa que se tramiten por siniestros laborales.

Asimismo, propuso un sistema de reparto de las causas en los juzgados de instrucción, de l penal y en secciones de las audiencias provinciales lo que permitiría la especialización "imprescindible" en la materia. Igualmente aseguró que para perseguir estos delitos con firmeza resulta necesario reforzar los servicios de siniestralidad para canalizar la acción de la fiscalía.

Aunque admitió que la fiscalía cada vez está más sensibilizada con estos problemas "sigue haciendo un número difícilmente cuantificable de centros de trabajo en los que los operarios tienen que asumir diariamente una situación de peligro absolutamente inaceptable", informó Europa Press.