Las mujeres faltan menos al trabajo incluso contando las bajas por maternidad

Archivado en

MUJER

Las mujeres faltan menos al trabajo incluso contando las bajas por maternidad


Según un estudio, ellas logran mejores notas pero obtienen menos empleos. El 56% de los mejores resultados académicos son obtenidos por féminas


pdf
print
pmail

SECCION SINDICAL FRATERNIDAD MUPRESPA

VISITANOS SI QUIERES ESTAR INFORMADO

www.comfia.net/fraternidad

Si las mujeres obtienen mejores resultados académicos, ¿por qué luego eso no se refleja en igualdad de oportunidades de trabajo? «Porque el hecho de ser mujer impide tener las mismas oportunidades en el mercado laboral».

Eso es, al menos, lo que dice Alicia de Vicente, profesora de la Universidad Complutense de Madrid y miembro del Instituto Universitario de Investigaciones Feministas.

De Vicente ha elaborado el informe 'Excelencia académica de las universitarias españolas. Demandas del mercado de trabajo e inserción laboral. Incidencia de las políticas de igualdad de ámbito nacional y de las comunidades autónomas'.

En este estudio, presentado ayer en la Facultad de Ciencias, se revela que el 56% de los mejores resultados académicos corresponden a las estudiantes.

Sin embargo, a la hora de encontrar trabajo, ellas lo tienen mucho más difícil «por la costumbre de las empresas de pensar que por tener hijos, las mujeres trabajan menos horas y rinden menos».

Igualdad de horas

Para acabar con esta creencia, de Vicente expuso a los asistentes un ejemplo de empresa a seguir.

Se trata de CajaGranada, que realizó un estudio para contabilizar las horas que perdían sus empleados en general.

Los resultados han demostrado que las mujeres trabajan tanto o más que los hombres, incluso contando las horas de baja por maternidad.

Tras este dato, de Vicente cree que «las empresas llevan a cabo políticas discriminatorias en cuanto al sexo y lo que hacen es poner a la mujer entre la espada y la pared, es decir, obligarla a elegir entre su vida profesional y la familiar».

«Cuando una empresa decide fijar su residencia en otro lugar e incluso en otros países, siempre eligen para esos puestos a los hombres ya que los empresarios consideran que las mujeres, por sus 'obligaciones' familiares, no son convenientes para esas plazas», afirmó de Vicente.

También considera que «no benefician en nada las jornadas de trabajo tan dilatadas, que duran hasta doce horas. Así es imposible hacer compatible la vida laboral con la familiar».

En el informe que han elaborado en el Instituto de Investigaciones Feministas, se plantean varias soluciones a estos problemas.

Según de Vicente, «habría que empezar por cambiar la mentalidad de los empresarios y hacerles ver que las mujeres están muy capacitadas para desempeñar cualquier puesto.

Además habría que cambiar también la mentalidad de la familia, es decir, que por el hecho de ser mujer no estamos obligadas a cuidar de nuestros hijos y de las personas mayores sólo nosotras.

Nuestras parejas también deben ayudar. Y por supuesto, habría que invertir más en servicios sociales para ayudar en el cuidado de la familia».

Guarderías en empresas

Una de las soluciones que se debería efectuar y que ya se lleva a cabo en las grandes ciudades, es instalar guarderías en las zonas en las que haya un nucleo importante de empresas, como los polígonos.

De esta manera, se reparten las tareas en el hogar y el que esté más cerca de la guardería que se encargue de llevar a los niños.
«Son unas medidas posibles, que se pueden realizar y que no son nada costosas», afirmó de Vicente.

Además, en el estudio que presentaron ayer, y en el que también ha colaborado la Universidad de Granada, realizaron una valoración de las discriminaciones entre hombres y mujeres en función de sus notas académicas y de las propuestas para acabar con la discriminatorias.

Ideal