Archivado en

CCOO ve 'irritante' la cortedad de miras de los pol铆ticos en Caja Vital


La secci贸n sindical de CCOO en la Caja Vital, sindicato presente en la Ejecutiva de la entidad, ha considerado hoy "irritante la cortedad de miras" con la que act煤a la "clase pol铆tica" en lo referente a la Caja. En un escrito titulado "Nuevamente en la picota" hace un llamamiento a la "cordura" de los pol铆ticos, a los que exigen "responsabilidad"


pdf
print
pmail
CCOO afirma que "eleva la temperatura de la sangre conocer por la prensa que los inspiradores de la demanda" contra la Asamblea en la que se eligi贸 el actual Consejo de Administraci贸n y cuyos resultados han sido declarados nulos "estaban dispuestos a retirarla a cambio de mayores cotas de poder".

Denuncia el sindicato que este acuerdo "no se llev贸 a cabo por no menos espurios motivos de alguien que finalmente no lo firm贸".

Califica la denuncia presentada por el PP como una "bomba de relojer铆a que finalmente ha terminado por estallar", cuando las disputas partidarias en torno a la Vital "parec铆an dejadas a un lado y asist铆amos con sonrojo a las luchas que se daban en otras entidades".

Tras lamentar ser noticia por asuntos ajenos a "nuestra actividad", porque "pone los dientes largos a quienes aspiran a su gran bocado del suculento pastel que la privatizaci贸n de las cajas supondr铆a", CCOO concluye su escrito mostrando su esperanza en que las mejoras que dicen han experimentado en los 煤ltimos tiempos se mantengan.

"Podemos decir con orgullo que durante estos a帽os -concluye- Caja Vital ha estado bastante bien gestionada, que las relaciones laborales han mejorado con respecto a pasados no muy remotos, que las condiciones laborales de la plantilla se han respetado e incluso mejorado, en una empresa donde el di谩logo ha sido y sigue siendo la base para el encuentro y el acuerdo".

FINANZAS

Reproducci贸n Comunicado Seccion Sindical Caja Vital

Nuevamente en la picota

Está claro: en cierta manera, vivíamos en un sueño. Tras el tormentoso proceso electoral de 2008, que tan lamentable imagen dio en su momento, habíamos tenido un periodo de relativa tranquilidad, digamos que de cierta armonía.

Decimos una época tranquila, que no fácil. Caja Vital se dedicaba a lo suyo, la actividad financiera, sorteando de la mejor manera posible la tremenda crisis que azota al país, algo que está necesitando un esfuerzo nada baladí. Las disputas partidarias parecían dejadas a un lado y asistíamos con sonrojo a las luchas que se daban en otras entidades como las nuestras, desde aquí algo lejanas. Pero no, alguien dejó una bomba de relojería que finalmente ha terminado por estallar.

Así, hoy nos encontramos con que el Juzgado de Primera Instancia de Vitoria ha declarado nulos los nombramientos del Presidente de Caja Vital y de parte de los vocales del Consejo de Administración de la entidad. El resultado no podía ser otro: nuevamente nos hemos visto aupados a las primeras páginas de los periódicos por cuestiones ajenas a los intereses de nuestra empresa.

A la par que estupor, eleva la temperatura de la sangre conocer por la prensa que los inspiradores de la demanda estaban dispuestos a retirarla a cambio de mayores cotas de poder.

Acuerdo que no se llevó a cabo por no menos espurios motivos de alguien que finalmente no lo firmó.

La sentencia dará mucho que hablar y más que escribir, tanto a favor como en contra de la misma. En lo que a nosotros respecta, solo cabe decir que seremos respetuosos con las decisiones judiciales y, como no puede ser de otra forma, siempre acataremos las sentencias firmes, lo mismo que reconocemos el derecho de las partes en litigio a la presentación de cuantos recursos les reconozca la Ley. Más allá de esto, sería imprudente por nuestra parte entrar a realizar interpretaciones de la misma, algo que creemos no nos compete.

Todo esto refuerza a los que denostan la naturaleza jurídica de las cajas, al dar argumentos sobre la politización irresponsable de sus órganos de gobierno.

Frente a su privatización, que partes interesadas reclaman con fervor, en Comisiones Obreras siempre hemos defendido el mantenimiento de la naturaleza jurídica de las cajas de ahorro, unas entidades necesarias para el mantenimiento del equilibrio financiero en nuestro país y cuyos beneficios para las regiones en las que actúan, a través de su obra social, son incuestionables. En este sentido, Caja Vital no es una excepción, y ser noticia por temas ajenos a nuestra actividad en nada nos beneficia y pone los dientes largos a quienes aspiran a su gran bocado del suculento pastel que la privatización de las cajas supondría.

Resulta irritante la cortedad de miras que con su actitud demuestran los representantes de la clase política y desde aquí les hacemos un llamamiento a la cordura y les exigimos responsabilidad. La Caja es algo que va mucho más allá de los intereses de partido, incluso trasciende los de la plantilla que la formamos; la Caja surgió para dar servicio a la sociedad alavesa y a ella nos debemos. No deberían olvidarlo.

El mal ya está hecho, ahora lo importante es la empresa. Podemos decir con orgullo que durante estos años Caja Vital ha estado bastante bien gestionada, que las relaciones laborales han mejorado con respecto a pasados no muy remotos, que las condiciones laborales de la plantilla se han respetado e incluso mejorado, una empresa donde el diálogo ha sido y sigue siendo la base para el encuentro y el acuerdo. Así lo hemos valorado en otras ocasiones y esperamos que así se mantenga en el futuro.

Vitoria-Gasteiz, a 4 de diciembre de 2009