Archivado en

Las Mujeres en Irak

Con la ocupación la mujer ha perdido sus derechos elementales


Las mujeres en Irak. Entrevista con Houzan Mahmoud, representante en Europa de la Organización por la Libertad de las mujeres de Irak (OWFI)
"Con la ocupación la mujer ha perdido sus derechos elementales"


pdf
print
pmail

Documento aportado por Celia Merino

Sección Sindical de Fraternidad-Muprespa.

SS_CCOO@fraternidad.com

Fraternidad@comfia.ccoo.es

https://www.ccoo-servicios.es/fraternidad 






Christian Grosz y Gilles Dilun

Rouge

Internacionalista, laica y revolucionaria marxista, Houzan Mahmoud es la
representante en Europa de la Organización por la Libertad de las mujeres de
Irak (OWFI). Es redactora jefa de la revista en lengua inglesa Equal Rights Now,
editada en Londres. Es también militante del Partido Comunista Obrero de Irak (WCPI),
presente a la vez en Irak y en Irán. Con ocasión de su presencia en París,
invitada por la asociación Solidarité Irak, ha respondido a las preguntas de
Rouge.

¿Cuál es la situación del pueblo irakí y principalmente la de las mujeres frente
a las tropas de ocupación?

Houzan Mahmoud: La población se ve enfrentada a las fuerzas de ocupación, a las
milicias islamistas y a los residuos de las fuerzas baasistas. La guerra ha
provocado la caída del régimen de Saddam pero ninguna otra forma de gobierno le
ha reemplazado. La vida y el tejido social han sido totalmente desorganizados.
El pueblo carece de todo: alimentación, electricidad, cuidados sanitarios,...

Bajo el régimen baasista, las mujeres no estaban protegidas, pero habían
conquistado derechos elementales: derecho a estudiar, derecho a trabajar; iban a
la escuela y a la universidad. Desde el comienzo de la ocupación, están
perdiendo esos derechos elementales. Algunas se ven obligadas a prostituirse.

Los islamistas se imponen por el terror. Disponen de un armamento importante y
quieren hacer reinar un orden social reaccionario, basado en la charia,
intentando desviar en su beneficio la cólera legítima de la población contra los
ocupantes. Ya, en las ciudades del sur, obligan a las mujeres a llevar el velo.
En Bassora, la charia se está imponiendo a la población. Es la ocupación la
responsable de una situación que el país no había conocido nunca antes. El
imperialismo ha invadido Irak, pretendiendo restablecer la democracia. En
realidad, eso se ha traducido para los trabajadores, las mujeres y los parados
en miseria, represión y torturas innobles decididas al más alto nivel de la
administración Bush.

¿Cómo se ha creado la Organización para la libertad de las mujeres en Irak (OWFI)?.
¿Cuáles son sus objetivos?

H. Mahmoud: Constituida en junio de 2003, la OWFI cuenta con alrededor de 500
mujeres -y hombres- en Bagdad, con ramas en numerosas ciudades. Tiene por
objetivo organizar a las mujeres en las fábricas, las universidades, los
barrios, prioritariamente en los barrios más pobres. Organiza reuniones de
formación, de discusión, mítines y manifestaciones. Las condiciones de seguridad
son muy variables. Nunca se está segura de salir viva de un mitin. Militantes
por la defensa de los derechos de las mujeres, como la dirigente Yanar Mohammed,
son víctimas de una fatwa que las condena a muerte. La OWFI ha abierto casas de
mujeres, residencias, en Kirkuk y en Bagdad, a fin de permitir a las mujeres
maltratadas o amenazadas de muerte por su propia familia o las milicias
islamistas encontrar una protección. A pesar de estas difíciles condiciones, el
8 de marzo, día internacional de las mujeres, un millar de mujeres han desfilado
en Bagdad con banderas y pancartas rojas una de ellas representando una mujer
con los cabellos flotando al viento. Sin embargo, oficialmente, el 8 de marzo no
existe en Irak. ¡El Consejo de gobierno puesto en pie por las tropas de
ocupación lo ha reemplazado por la celebración del nacimiento de Fatima Zora, la
hija del profeta!.

¿Qué situación atraviesan las luchas sociales contra los ejércitos de
ocupación?.

H.Mahmoud. Tras las sanciones económicas y desde la ocupación, hay muchísimos
parados en Irak. El sindicato de parados, que reagrupa a alrededor de 130.000
personas, reivindica el derecho al trabajo y un subsidio de paro. Durante el mes
de agosto, ha organizado una sentada de cuatro semanas frente a la sede de la
autoridad ocupante en Bagdad, reprimida conjuntamente por la policía irakí y las
tropas de ocupación. Recientemente, en Nassirya, los trabajadores han impedido a
milicias islamistas que se apropiaran de las fábricas a pesar de las amenazas de
muerte.

Son los empleos de las mujeres los más amenazados. En los bancos, donde son
numerosas, se han organizado en sindicatos para defender sus empleos. El
sindicato de parados y la Federación de consejos y de sindicatos de trabajadores
han elaborado y defendido una propuesta de derecho del trabajo que garantiza a
todos los derechos obreros (ocupación de fábricas, piquetes de huelga, pago de
los días de huelga, etc.). Las huelgas son frecuentes en Irak (los trabajadores
del cuero, de la Compañía de gas del Norte, de cigarrillos Al Nasir, etc), pero
son totalmente boicoteadas por los medios. En Samawa, contrariamente a lo que
dicen los medios que han reproducido las informaciones de la coalición, no eran
los chiítas los que se manifestaban sino parados que exigían alimentación. Han
sido asesinados por soldados de la coalición.

Tú eres miembro del Partido Comunista Obrero de Irak (WCPI). Háblanos de tu
combate político.

H. Mahmoud. El WCPI se constituye tras la primera guerra del Golfo, a partir de
militantes marxistas leninistas. Ilegal bajo Saddam, ha abierto oficinas en la
mayor parte de las ciudades tras su caída. No hay actualmente ninguna otra
organización marxista que construya organizaciones de base de la clase obrera.
El OWFI ha sido creado en su origen por tres mujeres del WCPI. Tenemos contactos
en el extranjero con varias organizaciones de extrema izquierda, a veces con
dificultades pues algunas tienen ilusiones sobre el papel progresista de los
islamistas contra el imperialismo. Hoy, hay que organizar la solidaridad
internacional con la clase obrera y el pueblo irakí. Es vital dar a conocer lo
que ocurre realmente en Irak. Hay que dar esperanzas.

¿Cómo ves el futuro del pueblo irakí tras la salida de las tropas de ocupación?

H. Mahmoud. Espero que el movimiento progresista será suficientemente fuerte,
que la clase obrera será suficientemente fuerte y esté suficientemente
organizada para resistir a los islamistas e imponer sus propias soluciones.
Incluso si es difícil para los trabajadores conseguir armas, el WCPI les ha
animado a armarse para defenderse, contra los ocupantes pero también contra los
terroristas islamistas y baasistas. Los grupos islamistas son reaccionarios, no
progresistas. No quieren solución progresista en Irak. Tienen un profundo
desprecio por los trabajadores y las mujeres. El pueblo irakí rechaza la
ocupación de los EE.UU., pero la mayoría no quiere un estado islámico.