Archivado en

Acoso laboral

Las dos varas de medir


Las dos varas de medir: una mide casi un metro, la otra se perdió hace dos años. ¿Qué ocurriría si cualquier trabajador/a insultara o amenazara a su Jefe? Se consideraría falta muy grave y motivo de despido. ¿Qué ocurre si un Jefe Comercial insulta y amenaza a muchos de sus colaboradores?


pdf
print
pmail
Que la Dirección de Recursos Humanos no da por acreditada la responsabilidad del mismo, estima exageradas las imputaciones y ... QUE LE DEN AL COLABORADOR/A
Como sigan así las cosas, en Caixa Galicia, algunos jefes comerciales restauran el derecho de pernada, que el de “pernoctancia” lo tienen casi conseguido.
La Dirección General debe cortar los desmanes que se producen en determinadas Direcciones Territoriales, muy especialmente en la Sur e Insular. Hay causas más que justificadas para que destituyan sin más tardar a un Jefe de Zona de la Territorial Sur y a quien directamente le consiente y alienta en esa actitud: el Director Territorial.
El articulado del Convenio Colectivo tipifica de manera clara, como FALTAS MUY GRAVES, las ofensas verbales o físicas a las personas y el abuso de autoridad por parte de superiores jerárquicos. El expediente abierto a través de la petición de la Sección Sindical de CC.OO., provocada por las numerosas quejas de compañeros y compañeras presentes o ausentes (12 responsables de oficina han salido de la Caja por su causa en un año), recogía pruebas contundentes en este sentido que marca el Convenio.
El cierre del expediente por Recursos Humanos, sin sanción ni destitución alguna, es una burla a los trabajadores que le han padecido y que le padecen (ha sido trasladado a Málaga).
Este Jefe ha tenido plena libertad para amenazar, humillar, insultar y acosar a sus "colaboradores".
Algunas de las lindezas que han pasado por su boca: "Te voy a coger del cuello y te voy a arrastrar ", "Sois una mierda", "Me duelen los cojones de....y tú tienes la medicina", "Vas a tener mi pie en el cuello". Ahora, en la nueva zona  como tarjeta de presentación dice: "Si cumplís objetivos os llevaréis bien conmigo. Si no, vais a saber lo que es un verdadero hijo de puta".

Un lenguaje cuartelero pasado de moda hasta en La Legión.
Esta última frase fue puesta en conocimiento del Director General en reciente entrevista con nuestro Sindicato, quien confirma la deserción de un número importante de buenos directores en Andalucía.
La realidad es que en menos de un mes otros dos directores han dejado su puesto en la nueva zona del expedientado, en Estepona y en la O.P. de Málaga.
Hacemos un último llamamiento a la Dirección de la Caja para que DESTITUYA INMEDIATAMENTE al Jefe de Zona en sus funciones, y dirima las responsabilidades que sus jefes inmediatos, Director Territorial y Director Comercial de la Red 2, pudieran tener en el conocimiento y protección de la actuación irresponsable de este jefe.
Al mismo tiempo exigimos la puesta en marcha de un CÓDIGO ÉTICO en la Entidad, imprescindible y cuya redacción lleva cogiendo polvo desde hace más de un año. ¿A quién le interesa tanto retraso si otras entidades de ahorro lo tienen desde hace décadas?