Archivado en

En los 煤ltimos 27 a帽os la cifra de mujeres ocupadas ha pasado de 3,5 millones a m谩s de 6 millones

En los 煤ltimos 27 a帽os la cifra de mujeres ocupadas ha pasado de 3,5 millones a m谩s de 6 millones


Aunque siguen produci茅ndose grandes diferencias entre hombres y mujeres en las distintas tasas de actividad, ocupaci贸n y paro


pdf
print
pmail
Las mujeres se han incorporado al trabajo asalariado de manera paulatina pero imparable. En el Estado espa帽ol, en los 煤ltimos 27 a帽os la cifra de mujeres ocupadas pr谩cticamente se ha duplicado pasando de ser, aproximadamente, tres milllones y medio en 1976 a m谩s de seis millones en 2003, si bien siguen produci茅ndose grandes diferencias entre hombres y mujeres en las distintas tasas de actividad, ocupaci贸n y paro.

Seg煤n CC.OO., los hombres presentan ya unos indicadores laborales (actividad, ocupaci贸n y paro) similares a la media europea; es entre las mujeres donde sigue persistiendo un elevado diferencial con los indicadores europeos y por supuesto con los hombres en Espa帽a. Mientras la tasa de actividad de los hombres es del 79,5%, la de las mujeres es del 54,5%, y la media se sit煤a en el 67,1%; la tasa de ocupaci贸n de los hombres es del 73,1%, la de las mujeres, el 45,9%, y la media, el 59,6%; y finalmente, la tasa de paro de los hombres es del 8% y la de las mujeres, el 15,9%, alcanzando la tasa media el 11,2%.

En opini贸n de CC.OO., la fuerte incorporaci贸n de las mujeres al mercado laboral ha provocado cambios sociales y laborales importantes que obligan a introducir la perspectiva de g茅nero en el an谩lisis de las relaciones laborales y en el binomio condiciones de trabajo y salud.

CC.OO. advierte que las mujeres y hombres se ocupan de forma desigual en determinados sectores econ贸micos y ramas de actividad y tienen asimismo una presencia desigual en las diferentes ocupaciones y categor铆as profesionales, provocando lo que se denomina, respectivamente, segregaci贸n horizontal y segregaci贸n vertical