Archivado en

8 de Marzo, Día internacional de la Mujer

Aires de + igualdad.


A un año de la entrada en vigor de la Ley de Igualdad el balance en la negociación colectiva es positivo.


pdf
print
pmail

 

A un año de la entrada en vigor de la Ley de Igualdad el balance en la negociación colectiva es positivo. La mayor parte de los Convenios Colectivos sectoriales firmados a lo largo de 2007 (banca, cajas de ahorro, rurales, telemárketing, ETTs, mediación…) han incorporado el mandato de negociar Planes de Igualdad en las empresas afectas a los mismos, que va a suponer una mejora en las condiciones laborales de las trabajadoras.

Los Planes de Igualdad que Comfia-CCOO suscribe con las empresas suponen la entrada de nuevos aires, que deben arrastrar obstáculos que impiden la efectiva Igualdad de Oportunidades entre hombres y mujeres. Aires que ayuden a eliminar la persistencia de estereotipos que perjudican a las trabajadoras, redes informales de influencias en las empresas, nombramientos  discrecionales de cargos... elementos que explican la ausencia de mujeres en los puestos de decisión y de responsabilidad en las empresas.

Nuevos aires que deben contribuir a una nueva organización del trabajo, ayudando a la conciliación de la vida personal y laboral y allanando, de este modo, el camino hacia la igualdad real.

Aires de eficiencia y justicia en la gestión de los recursos humanos, frente a la exigencia de la disponibilidad por encima de la eficacia o la profesionalidad, que perjudica a todas las personas trabajadoras pero especialmente a las que, además, cargan con las responsabilidades familiares, es decir a las mujeres. Reforzar las políticas de Igualdad de Oportunidades y acabar con la discriminación por razón de sexo en el ámbito de la promoción y la carrera profesional de las mujeres, a través de la firma de los Planes de Igualdad en las empresas, es un compromiso irrenunciable de Comfia-CC.OO.

En esta fiesta reivindicativa del 8 de marzo, no podemos olvidar la lacra que representa la violencia contra las mujeres. Este es un problema que nos atañe a todos. Entre otros factores, la sociedad precisa de un cambio en los patrones socioculturales de conducta, que establecen relaciones de discriminación y desigualdad entre hombres y mujeres.

En el ámbito laboral, pues, CC.OO. garantizará que el viento no se lleve los compromisos adquiridos en materia de Igualdad de Oportunidades y Conciliación de la Vida Familiar y Laboral, reforzando los cimientos de la negociación colectiva para que todas las trabajadoras y trabajadores tengamos la opción de planificar nuestra vida, al aire de la Igualdad.

8 de marzo de 2008