Archivado en

¿QUIEN ESTÁ PAGANDO LA “CRISIS DEL LADRILLAZO”…?





pdf
print
pmail

                                          Sección Sindical del Banco de Valencia
                                                                    Región de Murcia

                                                                     
                                                        Miércoles, 23 de enero de 2008

 

.

¿QUIEN ESTÁ PAGANDO LA “CRISIS DEL LADRILLAZO”…?

En lo que va de año, (y aún no acabó enero)  muchas,  muchas, demasiadas sanciones están cayendo sobre nuestros compañeros, incluyendo las que por su enorme trascendencia, no deberíamos contemplar  casi nunca. Hablamos de DESPIDOS,  si señores,  nos referimos a auténticos DESPIDOS disciplinarios, no esa cosa medio apañada  y consentida camuflada como semi-pre-jubilaciones.
Cualquier profesional puede cometer errores en su trabajo, e incluso alguno de ellos podría  justificar una sanción de las muchas y graduables  de que consta el capitulo de sanciones de nuestro convenio. Pero el DESPIDO como sanción solo se puede admitir en casos tan graves como aquello tan conocido de “…meter la mano en el cajón…” y acciones similares; nunca será aceptable esa sanción por el hecho de que la actitud delictiva de algún cliente, nos deje “con el culo al aire” aunque se haya dado el exceso en algunas atribuciones, que por otra parte y como TODOS SABEMOS, son  HABITUALES, GENERALIZADAS, CONOCIDAS  Y TOLERADAS,  pero solo se sancionan  si estas “practicas” devienen en un perjuicio económico para La Empresa,  (ver los informes de auditorias) porque si a pesar de todo HAY BENEFICIOS…… ¡BENDITA LEY DEL CORSARIO!

De no ser así… ¿Qué oficina se libraría del despido…? Es mas,  ¿qué directivo de cualquier rango, se libraría…?
Pero es aun mas grave si el castigo es para tapar responsabilidades mas altas,  errores, incapacidades o inoperancias a otros niveles que sin embargo eluden hábilmente siempre toda responsabilidad, olvidando que cualquiera  mala praxis  conocida y tolerada            por el estamento superior debe ser asumida con sus consecuencias  por este, esa es la responsabilidad y la gloria del mando, no solo cobrar mas y tener mas metros de moqueta.

Pero aún hay más y esto ya raya en lo indecente. No sabemos quien, pero podemos imaginar el porqué. Para tratar de justificar lo injustificable, en el DESPIDO de algún compañero a todas luces injusto e improcedente, como el propio banco no ha tenido inconveniente en reconocer, alguien esta haciendo correr el rumor  de que…”…algo había hecho…”, “…..había algo más…”, “…Ya  iban detrás de el…”  etc.,

Nos estamos refiriendo ahora al DESPIDO del compañero Antonio Chamorro, de 58 años, director hasta  casi ayer de la Of. Murcia-Salzillo y cuyo DESPIDO se basa única y  exactamente en lo que aparece indicado en la carta de despido, como no podría ser de otra forma, y cualquier otra insinuación es además de ilegal, falsa y canallesca, y esta Sección Sindical no va a tolerar a NADIE que haga circular calumnias para camuflar ya sean fallos propios  o de cualquier otro.

 

Por otra parte y hablando por nuestra cuenta, pero en su nombre, aprovechamos para agradecer a quien corresponda, el “gran apoyo” que ha recibido…(¡ni una llamada!)  Teniendo en cuenta que fue una de las 7 firmas,     ¡ 7 de  40!      que figuraban en aquella  “anónima” carta que un día pretendió recoger  apoyos inquebrantables, a pesar del alarde de presión con que fue intentado, iniciada  al parecer, ironías del destino, por quien ya no  se encuentra entre nosotros por pase a “mejor vida”, o mejor dicho “mejor sueldo”.

Nadie puede confundir el hecho de que esta Sección Sindical intente negociar con la empresa para conseguir rebajar la gravedad  de alguna de estas sanciones, lo que en algún caso se ha conseguido, con que exista ni la mas mínima  conformidad con ninguna de ellas ni por supuesto se vaya a hacer dejación de nuestra obligación de oponernos a la imposición indebida de todo tipo de sanción.

 

Como el tema es importante, vuestro trabajo también, y la necesidad de afrontar la propia vida con algo mas de sentido  y de dignidad, queremos informar a los Apoderados y Directores, de las pautas a seguir en estos tiempos revueltos que no son otras que las indicadas por la empresa en sus instrucciones ESCRITAS, pero enfocadas bajo el punto de vista de vuestra propia seguridad laboral.

Estas pautas son naturalmente algo que puede parecer innecesario repetir, pero la realidad cotidiana nos demuestra con tozudez que nadie escarmienta en cabeza ajena y  que todos creemos que  “...eso no me puede pasar a mí...”  “…yo sé muy bien lo que hago…”  etc.,
  ¿No os recuerda esto mucho al “…yo controlo.” del mundo de los drogadictos…?
 Pues la recomendación es clara y concisa, ningún apoderado debe sobrepasar sus atribuciones  ni un solo euro y ni una sola vez. Ningún cliente vale para el banco más que vuestro  empleo para vuestra familia  y si por eso no se cumplen los objetivos, ¡que modifiquen los objetivos! Por no cumplirlos no va nadie a la calle si se ha hecho lo correcto, pero si por conseguirlos se mete la pata…….. ¡Leer las auditorias!
       Sabemos que a todos cuesta trabajo decir NO a un cliente que hasta hoy ha sido cumplidor y amigo, pero os aseguro que es  mucho mas difícil decir a la esposa y a los hijos,  “me han despedido, y no he robado”  y os podemos asegurar que esto sucede.

Recortad estos dos últimos párrafos y pegarlos a la foto de vuestra familia sobre la mesa y junto al San Cristóbal  del “papa vuelve” del salpicadero del coche, para no dejar de leerlos cada día, porque aunque sabemos que  tenemos razón, lo triste es que nos la  vayáis dando  de uno en uno  pero siempre el día después.

Estamos a vuestra disposición,  como siempre,  para quien quiera alguna aclaración o ampliación sobre lo comentado.

 

             SECCION SINDICAL DE CC.OO. DE B.V. DE MURCIA