Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Fusiones

CC OO Helvetia CVN - Previsón Española

Lo que mal empieza mal acaba, la dirección incumple sus compromisos.


El Preacuerdo alcanzado entre la Empresa y la Representación Social de los trabajadores, estaba pendiente de ser sometido a Referéndum por el conjunto de los trabajadores. Una vez realizado éste, y si era favorable, toda la Mesa Social debía reunirse nuevamente con objeto de proceder a su firma y pautar, en un calendario de actuación las fases del procedimiento de aplicación del mismo, para el control y seguimiento de su buena aplicación.


pdf
print
pmail
La Dirección de Helvetia CVN y Previsión Española-Sur, incumple una vez más y como ha sido tónica general a lo largo de las negociaciones, sus compromisos con los Representantes de los Trabajadores.

El Preacuerdo alcanzado entre la Empresa y la Representación Social de los trabajadores, estaba pendiente de ser sometido a Referéndum por el conjunto de los trabajadores. Una vez realizado éste, y si era favorable, toda la Mesa Social debía reunirse nuevamente con objeto de proceder a su firma y pautar, en un calendario de actuación las fases del procedimiento de aplicación del mismo, para el control y seguimiento de su buena aplicación.

Una vez celebrado el Referéndum, el pasado 15 de abril, y siendo su resultado aceptado por el 83,96% de ambas plantillas, recordamos a la Dirección que había que fijar una reunión para dar la validez correspondiente al documento con la firma de toda la Mesa de Negociación, y establecer el calendario de las diferentes fases de su aplicación, y de las reuniones de la Comisión de Seguimiento, así como los componentes de la misma.

A 28 de abril, todavía no se ha producido la firma del documento. Sin embargo, curiosamente, sí se ha iniciado la puesta en práctica de las medidas incluidas en el mismo.

No nos ha sido facilitada la relación de trabajadoras y trabajadores que voluntariamente han solicitado su baja en ambas entidades, pese a que adquirieron el compromiso de que semanalmente nos la facilitarían, así como la fecha prevista para la efectividad de la baja en cada caso.

Todavía no nos han facilitado los calendarios laborales de cada centro de trabajo, y por supuesto, tampoco han sido expuestos en los tablones de anuncios. Queremos anotar que ahora deben facilitarnos los del 2004, no los del 2005.

¿Es que pretenden obviar a la Representación de los Trabajadores en todo el proceso de aplicación, y consecuentemente a las compañeras y compañeros a los que representamos?.

Los Representantes de CC.OO. no damos por válido dicho documento en tanto no se haya producido su firma, y por tanto consideramos que los plazos de aplicación tampoco se deben considerar.

Desde esta Sección Sindical de CC.OO. queremos dejar bien claro que no vamos a consentir que se ignoren nuestros derechos de representación y defensa de los trabajadores que tanta lucha nos han costado conseguir, por lo que no nos vamos a quedar impasibles ante esta forma de actuar, utilizando todos los medios a nuestro alcance para conseguir que cumplan lo que verbal y por escrito han plasmado y que incumplen.

La Paz Social, fue un compromiso adquirido por esta Sección Sindical, a cambio de que el proceso de fusión, en lo que a los trabajadores se refiere, se realizase de forma constructiva, negociada, ordenada y no traumática agotando todas las posibilidades de diálogo, tal y como se recogió en el protocolo firmado por todas las partes. Fielmente hemos sido cumplidores de nuestro compromiso, pero se puede romper si no rectifican su actitud.

Por último, y a través de este medio, y como parece que ya no nos necesitan, queremos recordar a la Dirección de ambas empresas que estudiosos de fusiones indican que alrededor del 50% fracasa directamente. Una de las razones, es la de ignorar la comunicación interna, la motivación, la implicación con los trabajadores y la cohesión. Se trata de crear un clima en el que los trabajadores se sientan reconocidos, escuchados y valorados, y que quede muy claro lo que se espera de ellos.

Como observadores, y teniendo las limitaciones propias de no ser técnicos en estos aspectos, podemos entender que la Dirección ha tomado la opción del discurso unidireccional, en el que tanto los trabajadores como sus representantes no participan, y en el que se comunican únicamente las “buenas noticias”, enmudeciendo ante toda información solicitada.

Pero ... si se ignora el ingrediente humano, nada de lo demás funcionará.

En estos momentos estamos valorando con la dirección de nuestro Sindicato la situación actual y las posibles actuaciones a llevar a cabo.


Madrid y Sevilla, 28 de abril de 2004.