Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Ciberderechos

El correo electr贸nico, herramienta para informar a los trabajadores

Un derecho laboral para el siglo XXI


La sentencia del Tribunal Constitucional que avala el uso del correo electr贸nico para comunicarse con los trabajadores tiene un "car谩cter hist贸rico" al dar la raz贸n al sindicato en el procedimiento seguido contra el BBVA actualiza y adapta al siglo XXI el derecho sindical de informaci贸n.


pdf
print
pmail

El proceso iniciado en los a帽os 80 con la Ley Org谩nica de Libertad Sindical (LOLS) que permit铆a el uso de los tablones de anuncios y otros medios de comunicaci贸n internos de la empresa para la informaci贸n sindical, se ha actualizado, por fin, al siglo XXI y con las herramientas del siglo XXI. Como a帽adi贸 Maria Jesus Paredes,: "no hemos conquistado un nuevo derecho sino que hemos actualizado el de informaci贸n a los trabajadores que ya exist铆a previamente".


Lezcano, responable de Comunicaci贸n de CCOO, a帽adi贸 que la sentencia representa una gran oportunidad para los trabajadores y para CCOO. Por un lado refuerza la necesidad de regular en la negociaci贸n colectiva, en los convenios, las nuevas realidades surgidas junto a las Tecnolog铆as de la Informaci贸n y la Comunicaci贸n. Por otro la importancia de actualizar los derechos sindicales y la propia LOLS (Ley de Libertad Sindical).


Un poco de historia


Victor Domingo presidente de la Asociaci贸n de Internautas, record贸 una rueda de prensa en CCOO, en el 2001, a la que asistieron tres senadores del PSOE, PP e IU en el que se reclamaba al Congreso la regulaci贸n del uso del correo electr贸nico en las empresas y que coincidi贸 en el tiempo con la denuncia de Comfia CCOO por los impedimentos que BBVA pon铆a a su uso sindical. Tras casi cinco a帽os, el Congreso sigue sin regularla, pero la tenacidad de Comfia CCOO ,y la gran competencia de su servicio jur铆dico, llevando al Constitucional una sentencia del Tribunal Supremo, han dado este gran resultado. Resultado que se puede definir como "la defunci贸n de la octavilla y el acta de naturaleza de la comunicaci贸n electr贸nica" en la vida sindical de las empresas. Es un paso adelante tanto en la vida sindical como en la sociedad de la informaci贸n.


Resalt贸 por otra parte que todav铆a se hace m谩s fundamental la necesidad de regular globalmente el uso de las herramientas electr贸nicas en las empresas.


Intentos de negociaci贸n


A lo largo de estos a帽os, e incluso antes de la presetaci贸n de la denuncia, CCOO ha intentado negociar en BBVA la utilizaci贸n sindical del correo electr贸nico, incluso despu茅s de la firma del Convenio de Banca que abr铆a una posible v铆a de acuerdo. La respuesta de la empresa, cuando se ha producido, ha sido una negativa total, seg煤n afirmaba Juan Jos茅 Giner, Secretario General de Comfia CCOO en BBVA.


Por otra parte la misma tarde en que se hizo p煤blica la nota del Tribunal Constitucional, se envi贸 un correo electr贸nico a toda la plantilla del BBVA sin que se produjera el colapso del servidor que BBVA utiliz贸 como argumento para oponerse a los env铆os. De ello se deduce que una utilizaci贸n sensata y no abusiva de el correo electr贸nico, no supone ning煤n inconveniente t茅cnico para la empresa.


Sentencia de aplicaci贸n inmediata


La sentencia reconoce que el BBVA vulner贸 la libertad sindical al impedir a CC.OO. el uso del correo el茅ctronico para relacionarse con los trabajadores del banco. 聯la sentencia es de aplicaci贸n inmediata y el sindicato se propone hacer extensivo este derecho en todas las empresas聰. "No se trata de negociar su contenido, sino de aplicarla, el tiempo de la negociaci贸n era anterior", afim贸 Maria Jes煤s Paredes, Secretaria General de Comfia.


Tambi茅n afirm贸 que los l铆mites que el Tribunal Constitucional pone a la utilizaci贸n del correo electr贸nico,es decir:


  • no perturbar la actividad principal de la empresa

  • no perjudicar el uso espec铆fico empresarial para el que fue dise帽ada

  • no suponer costes adicionales

son la base a partir de la cual CCOO ha planteado dicho uso sindical, y por tanto son condiciones que podemos respetar sin ning煤n problema.


Insisti贸 en que no se trata de un derecho nuevo, desde que en 2001 empezamos a negociar, o a intentarlo, con las empresas, nuestro planteamiento ha sido que se trata de la actualizaci贸n de un derecho preexistente. Tambi茅n en que con esta sentencia nos vamos a dirigir a las empresas para la aplicaci贸n de este derecho.


CCOO nos sentimos orgullosos de haber ayudado en alguna medida a la reducci贸n de la brecha digital an nuestro pa铆s en el 谩mbito laboral.


Texto completo de la sentencia sobre utilizaci贸n sindical del correo electr贸nico