Archivado en Comunicados, Prevision Social, Socio Economico

Los socios del Gobierno exigen más dinero para la ley de Dependencia


Apesar de que más de la mitad del Presupuesto total consolidado se destinará a gasto social, los socios parlamentarios que apoyan al Gobierno exigirán en el trámite de enmiendas que se aumenten estas partidas, en particular la que costeará de forma transitoria la futura ley de Dependencia. Como mínimo, el Gobierno optará en 2006 por duplicar el fondo de 50 millones de euros que los Presupuestos de este año han reservado para ayudar a las comunidades a la prestación de servicios a las personas mayores.


pdf
print
pmail
El proyecto de ley de Dependencia será enviado al Congreso antes de fin de año y después de su tramitación parlamentaria entrará en vigor en el segundo semestre de 2006. El vicepresidente económico, Pedro Solbes, recordó el viernes que ésta será una ley compleja de aplicar y que por ello se abrirá el oportuno diálogo con las comunidades autónomas, pues éstas serán, en realidad, las que se ocuparán de gestionarla. Los principales socios del Ejecutivo no tienen todavía clara, de hecho, la fórmula ideal para financiar la ley. ERC considera que el futuro Sistema Nacional de Dependencia no debe costearse con cargo al superávit de la Seguridad Social porque supondría su descapitalización. En cambio, IU ve con buenos ojos que en un principio el Sistema capte recursos de las cotizaciones, hasta que sea posible incorporar su coste a los Presupuestos Generales y, por tanto, financiarlo con impuestos. La coalición no rechaza, incluso, la posibilidad de financiar parte del coste mediante la creación de un impuesto finalista. Fondo de 100 millones El fondo de 100 millones que el Gobierno ha previsto para 2006 es independiente de la partida presupuestaria que a partir de 2007 se creará para posibilitar su financiación. Economía prevé dedicar medio punto de PIB, alrededor de 8.500 millones de euros, a desarrollar estas políticas de dependencia, más del doble de lo que se destina ahora en capítulos distribuidos por diferentes departamentos. Esquerra Republicana hará también hincapié en sus enmiendas parciales en la necesidad de facilitar el acceso de las pequeñas y medianas empresas a las ayudas para investigación y desarrollo. Para ello propondrá que no se requieran nuevas certificaciones para los proyectos que ya han sido aprobados dentro del plan nacional de investigación y que la Administración no exija informes motivados para aquellas actividades de I+D en proyectos que ya han recibido ayudas del citado plan. ERC pide también la deducción íntegra del coste de certificación de los proyectos realizados por las pymes. En otro capítulo aparte, los republicanos propondrán al Gobierno la reducción de cotizaciones en las empresas del textil sometidas a reconversión. IU consideró este viernes satisfactorio el aumento de las partidas destinadas a los ayuntamientos como compensación por la supresión del Impuesto de Actividades Económicas, así como el fortalecimiento de la ayuda oficial al desarrollo. Pero pedirá al Gobierno que en las partidas de neto contenido social, como el fondo para la ley de Dependencia, haga un mayor esfuerzo. También reclamará mayores recursos para la construcción de vivienda protegida. Tres meses para lograr el más amplio apoyo parlamentario Si el debate sobre el Estatuto catalán no contamina la negociación presupuestaria, muy posiblemente el Gobierno coronará con éxito la aprobación de los Presupuestos del Estado para 2006 con un respaldo parlamentario sin precedentes.Para conseguirlo, dispone de tres meses. Una vez que el martes lleguen los Presupuestos al Congreso, se celebrarán durante la segunda semana de octubre las comparecencias de los altos cargos para explicar las distintas partidas. Para el jueves 27 de octubre está prevista la celebración del debate de totalidad. En la segunda semana de noviembre, se debatirán las enmiendas parciales en comisión, más tarde en el pleno y para el 22 de diciembre se espera la aprobación definitiva del proyecto de ley. El PP cree que la inflación y el déficit exterior se agravarán El responsable de Economía del PP, Miguel Arias Cañete, alertó este viernes del 'incremento desmesurado del gasto público' en el anteproyecto de Presupuestos aprobado por el Consejo de Ministros. En su opinión, esta circunstancia disparará la inflación y deteriorará aun más el déficit exterior.El PP, que presentará una enmienda de totalidad al proyecto de ley, denunció también que en 2006 subirá la presión fiscal, 'por lo que el PSOE volverá a incumplir su programa electoral'.Arias Cañete mantuvo que 'Solbes no tiene las manos libres', pues 'ha de negociar unos Presupuestos a conveniencia de otras fuerzas políticas, que hacen que no tengan cohesión territorial'.