Archivado en Noticias, Fusiones

CAJA BADAJOZ. ¿FUSION?

COMPARECENCIA DE LA SECCIÓN SINDICAL DE CC.OO. DE CAJA BADAJOZ EN LA ASAMBLEA DEL PARLAMENTO DE EXTREMADURA


 Como ya sabréis la mayoría, las secciones sindicales de Caja Badajoz comparecimos, ante la Comisión No Permanente de la Asamblea del Parlamento Regional creada para el estudio de la revitalización del sistema financiero extremeño, el pasado 21 de noviembre, de forma individual y por separado.


pdf
print
pmail

1.- ¿Qué opinan sobre la posible fusión de Caja Badajoz y Caja Extremadura?.

    Entendiendo esta pregunta, en relación con el sistema financiero de la región, no desde el punto individual de cada Caja, como parece desprenderse de las declaraciones aparecidas en prensa de nuestro Presidente, que alega no ser el momento de una fusión, debido al actual panorama de crisis económica y que la caja está bien gestionada (no lo pondremos en duda, al menos desde el punto de vista económico de los beneficios), es rentable, tiene un índice de solvencia de los más altos del país y un volumen adecuado de la Obra Benéfico Social.  

  A nosotros estas excusas nos parecen más bien un motivo para todo lo contrario. ¿No es mejor enfrentar una posible fusión cuando estamos fuertes y los demás débiles?  ¿O vamos a esperar a que los demás estén fuertes y nosotros no?  ¿Quiere decir esto que las Cajas Vascas (ya han firmado el acuerdo BBk y Kutxa) se fusionan porque no son rentables, o las de Castilla y León no están bien gestionadas, o las Cajas Andaluzas no son solventes, y, por eso afrontan una más que posible fusión?      

Nadie, absolutamente nadie, puede asegurar que, en el actual panorama económico y lo que queda por llegar, las Cajas Extremeñas sigan siendo rentables a corto plazo.

    Una economía saneada, fuerte y competitiva, es capaz de generar puestos de trabajo, este trabajo crea riqueza, la riqueza favorece el consumo, el consumo hace que el tejido empresarial (comercio, industria, ...) sea productivo, un tejido empresarial productivo potencia la economía, una economía potente genera puestos de trabajo, éstos generan riqueza,...... en definitiva, es un pez que se muerde la cola, pero en sentido positivo.

El problema estriba en que la región necesita crear miles y miles de puestos de trabajo. Estos puestos se consiguen iniciando proyectos y creando infraestructuras a mediana y gran escala, que necesitan ser financiadas.  ¿Las Cajas Extremeñas (al día de hoy y aunque sean rentables), son suficientes para financiar estas infraestructuras a gran escala que la región necesita para su crecimiento económico?   No lo sabemos.   Pero podemos deducir que la respuesta es NO, puesto que si fuera SI, la Junta no estaría intentando potenciar un sistema financiero, que tal y como está sería suficiente para financiar las infraestructuras y proyectos necesarios para el crecimiento económico de Extremadura.

 En la sección sindical de CC.OO. de Caja Badajoz, creemos que la suma de los recursos financieros de las Cajas Extremeñas, es necesaria, conveniente, positiva (siempre que se haga bien) y demasiado tiempo se ha tardado en tomar esta decisión, si es que finalmente es así.  Si no lo fuera, y se produjeran las distintas fusiones que están previstas en el panorama nacional, (es muy posible que la intención sea la de dejar las 45 cajas actuales en alrededor de 15) junto con el empeoramiento de la crisis económica anunciada por numerosos expertos y también por el elegido como próximo presidente de EE.UU.  (lo que sucede allí siempre tiene consecuencias aquí) en poco tiempo quedaríamos en situación de debilidad, corriendo el consiguiente riesgo.

La posición de CC.OO. se basará  fundamentalmente en la exigencia de :

-         Garantías laborales, con la firma de un Acuerdo Laboral, como condición suspensiva, que garantice el empleo, la homologación de condiciones de trabajo y la negociación de cualquier proceso de movilidad.

-         Garantías económicas, Proyecto de Viabilidad de la nueva Entidad.

-     Garantías sociales, mantenimiento del status jurídico de la Caja, mantenimiento del volumen de la Obra Social y un Código de Conducta y Responsabilidad Social.