Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

comunicado

Respuesta al comunicado del SECP


Es sorprendente como algunos insisten en quedar en evidencia. Esta gente del SECP nunca hab√≠an ca√≠do tan bajo, como para dar apoyo y altavoz a un personaje de la categor√≠a de quien subscribe la nota ¬ďIntento de Linchamiento Sindical¬Ē, d√≥nde, sin ninguna verg√ľenza, nos acusa de derramar mentidas aberrantes en un comunicado del Comit√© de Barcelona, y con este comunicado develaremos el porqu√©.


pdf
print
pmail

Le hemos pedido al aut√©ntico protagonista, Josep Llu√≠s Salvatierra Lorenzo, excompa√Īero despedido el pasado d√≠a 20 de junio, que explique su versi√≥n de los hechos, una vez informado del vergonzoso panfleto subscrito por este grupo que se autoproclaman ¬ďindependientes¬Ē, una independencia ¬ďbien entendida¬Ē, o sea que excluye a los que mandan en la Caja. De hecho nacieron por obra y gracia de la Direcci√≥n.

A continuación os transcribimos la carta que nos ha hecho llegar el protagonista de verdad de los tristes hechos -mal- explicados, justamente aquellos que fueron motivo de su despido.


Mis ex compa√Īeros de CC.OO. me han pedido que responda a un comunicado del SECP publicado en el tablero de anuncios de Intranet de Caja Pened√©s, dando voz al jefe de mi ex oficina, 439-El Prat de Llobregat, que, una vez le√≠do me ha dejado perplejo, porque no hay ninguna l√≠nea de esta nota que se ajuste a la verdad, antes lo contrario, hay alguna que se opone del todo.

En primer lugar afirmo que CC.OO. ha sido mi sindicato de toda la vida y que lo continuar√° siendo en el futuro, si consigo encontrar otra trabajo. Y que siempre me han defendido de la mejor manera posible, como cuando consiguieron que la Caja debiera readmitirme, despu√©s de haberme despedido por 1a. vez, hace tres a√Īos y medio.

En segundo lugar aseguro que los compa√Īeros de CC.OO. de Caja Pened√®s, el d√≠a de mi ¬Ėinjusto, permitid que lo diga- despido, vinieron a mi ex oficina, y me consolaron c√≥mo pudieron, en estas circunstancias.

En tercer lugar nadie del SECP hizo esto que acabo de explicar, y desde luego que no he de agradecer nada de aquello que no se produjo.

En cuarto lugar niego la tonter√≠a de que yo redactara ning√ļn informe; ya me habr√≠a gustado, porque as√≠ este informe hubiera sido mejor, y m√°s ajustado a la realidad. Nadie se echa piedras a su propia azotea. Pero el informe que el departamento de Relaci√≥n ¬ďcon el Cliente¬Ē le solicit√≥ al jefe de mi ex oficina no pod√≠a responderlo yo. El problema es que tampoco lo deber√≠a haber hecho √©l, puesto que el d√≠a de autos no era en la oficina ¬Ėcosa absolutamente habitual.

En quinto lugar niego que la relaci√≥n con este se√Īor fuera cordial en absoluto ni que me haya ayudado nunca. La raz√≥n de nuestra p√©sima ¬Ės√≠, lo hab√©is le√≠do bien, he escrito p√©sima- relaci√≥n era su poca profesionalidad. No estabaa casi nunca en la oficina, y, por lo tanto, dif√≠cilmente me pod√≠a ayudar en nada. La oficina, en estos tres a√Īos y medio, la he llevado pr√°cticamente solo. Su relaci√≥n con los clientes tampoco era nada buena, tanto es as√≠ que una carta de uno de estos clientes maltratados precipit√≥ su conversi√≥n en delegado del SECP, para prevenir una m√°s que posible sanci√≥n de la superioridad.

Adem√°s de todo esto, el informe que hizo de m√≠, de un suceso de un d√≠a que √©l no estaba en la oficina y que, por lo tanto, no pod√≠a explicar nada de lo que hab√≠a sucedido, fue, estoy seguro de ello, la base del Pliego de Cargos que me instruyeron y que acab√≥ con mi despido. Esta certeza est√° afianzada por el hecho de no haber existido nunca ning√ļn informe de Auditor√≠a sobre los hechos ocurridos en la oficina 439-El Prat de Llobregat.

Y finalmente quiero explicar brevemente qué pasó aquel día: un supuesto cliente vino a sacar dinero de su supuesta cuenta, con la documentación falsificada, naturalmente sin que yo me diera cuenta. El cliente real no notificó el aviso de robo de su documentación a su oficina hasta una semana más tarde, y, por lo tanto, hasta entonces no se podía saber esta información mediante nuestro sistema informático.

A pesar de lo mal que ahora me siento, s√© que el recuerdo de los 31 a√Īos pasados a la Caja no quedar√°n oscurecidos por este √ļltimo hecho. Los recuerdos de m√°s de la mitad de mi vida quedan √≠ntimamente atados a la Caja, a muchos buenos compa√Īeros ¬Ėbuena parte d¬íellos de CC.OO., por cierto- y a momentos de toda clase, algunos amargos y otros dulces, que me acompa√Īar√°n siempre.

Josep Lluís Salvatierra Lorenzo
Ex empleado de Caja Penedés


S√≥lo nos hace falta a√Īadir tres aclaraciones a las peregrinas afirmaciones derramadas al panfleto ¬ďIntento de linchamiento sindical¬Ē:

1¬™. Este se√Īor estaba afiliado a CCOO hasta que lo dimos de baja en oto√Īo del 2006 , porque apareci√≥ a la candidatura del SECP, cosa que nuestros estatutos no permiten. No lo entend√≠a y se sinti√≥ ofendido, hecho que, por lo visto, no va digeri√≥ nada bien. Debemos concluir que el rancor es el motor de esta ignominiosa carta/comunicado.

2¬™. Se tiene que tener mucho morro o ser un inconsciente total al osar ¬ďaconsejar¬Ē de como hacer sindicalismo ¬ďde verdad¬Ē quien, como √©l, se dedica a ello (?) desde hace apenas unos meses.

3¬™. En cuanto a la credibilidad que merecemos nosotros, s√≥lo hace falta observar los resultados, reiterados, de todas las elecciones y de cada renovaci√≥n de los √ďrganos de Gobierno. Si saben contar, los votos hablan por si solos. O tambi√©n podr√≠amos observar sus 300 y pico de afiliados y nuestros casi 900. Por no hablar de los afiliados que tenemos en el resto de sectores (m√°s d¬íun mill√≥n). Esto es credibilidad.

Finalmente, nosotros no les vamos a insultar (fantoches nos llaman), ellos se retratan a si mismos àmpliamente.

P.S. Tenemos copia de toda la documentación a disposición de quien la solicite.

 Af√≠liate a  COMFIA-CCOO
comprometidos contigo

"Estar al dia@dia.net te interesa"
Si quieres recibir las noticias del sector gratuitamente, suscríbete.