Archivado en Comunicados, Fusiones, externalizacion

CC.OO. de Caja Madrid ante el Proyecto Cibeles y la crisis de Martinsa-Fadesa

Proyecto Cibeles: empezar con buen pie


Hemos sido los primeros en solicitar incentivos para todos los empleados del Grupo Caja Madrid (distribución lineal y gratuita de acciones de Cibeles entre todos los empleados y línea especial de financiación para la compra de acciones por los empleados), así como una negociación para las empresas del Grupo, que mejore sus condiciones laborales y beneficios sociales


pdf
print
pmail

Proyecto Cibeles: empezar con buen pie.

 

 

ðCC.OO. hemos saludado el Proyecto Cibeles como una decisión que representa un salto evolutivo para la Caja. Tambiénpreferimos esta fórmula de financiación antes que otras a las que siempre nos hemos opuesto, como la emisión de cuotas participativas, ya que creemos que éstas podrían poner en peligro el statu quo de una caja de ahorros como la nuestra, por la vía de la exigencia futura de derechos políticos por los compradores de las cuotas. 

 

 

ðTambién hemos sido los primeros en solicitar incentivospara todos los empleados del Grupo Caja Madrid (distribución lineal y gratuita de acciones de Cibeles entre todos los empleados y línea especial de financiación para la compra de acciones por los empleados), así como una negociación para las empresas del Grupo, que mejore sus condiciones laborales y beneficios sociales. La última vez que lo expresamos fue en la Asamblea General de la Caja del 14 de julio, donde añadíamos esta idea, que ha cobrado fuerza y oportunidad a raíz de acontecimientos posteriores:      

 

 

“La cotización de Cibeles en los mercados debe acompañarse de una necesaria unidad de dirección de la nueva Corporación con respecto a la Caja y de su control por los Órganos de Gobierno de Caja Madrid”.

 

 

ðAl día siguiente se publicó la noticia de la suspensión de pagos de Martinsa-Fadesa, de la que la Caja es la principal acreedora; a lo que se añadía el posible nombramiento (anticipado con anterioridad) de Carlos Vela al frente de Cibeles.

 

 

ðCC.OO. participaen todos los ámbitos institucionalesde la Caja, donde desarrolla un trabajo responsable, activo y sin interrupción. La singularidad de estos ámbitos, unida a una obvia exigencia de discreción, hacen difícil a veces transmitir esta labor, que se basa en los mismos principios y se orienta a los mismos objetivos que el resto de nuestra actividad; de forma que aquí también aportamos nuestros puntos de vista, a veces favorables y en ocasiones críticos; y sumamos esfuerzos para obtener la mejor dirección empresarial y proteger los intereses de la plantilla.

 

 

ðEn este caso también hemos realizado gestiones a todos los niveles, como corresponde al papel que nos han confiado los trabajadores y que tienen asignado sus representantes en esta Institución. Como colofón de los mismos, el viernes, a las 15 horas, enviamos esta nota a los medios de comunicación, que la publicaron el sábado:

 

 

* CC.OO. de Caja Madrid ante el Proyecto Cibeles y la crisis de Martinsa-Fadesa. 

 

 

 Esta semana se ha conocido la suspensión de pagos de Martinsa-Fadesa, la mayor de la historia de España (...). La particularidad es que, de las 45 entidades financieras afectadas, Caja Madrid es la principal acreedora de esta empresa .   

Estos hechos coinciden en el tiempo con la puesta en marcha del Proyecto Cibeles, un instrumento financiero de importancia estratégica para Caja Madrid. CC.OO. creemos que, en esta coyuntura, es preciso orientar las decisiones empresariales de un proyecto seguro y estable, como es el de la Caja, con criterios de transparencia, prudencia y máxima profesionalidad; de modo que, además, se transmita la necesaria confianza a los mercados y a los clientes.

 

 

Por ello, CC.OO. estamos vigilando, de un modo activo y desde todos los ámbitos de la Caja en los que estamos presentes, cada una de los pasos que se van dando en relación a Martinsa-Fadesa y al Proyecto Cibeles, aportando propuestas que suman y evitando decisiones (ya sea por la vía de inversiones, provisiones, nombramientos u otras) que pudieran condicionar el cumplimiento de los objetivos y principios antes señalados.

 

 

ð El momento de salida a Bolsa de Cibeles es uno de los más delicados para los mercados en muchos años. Por ello, reiteramos la necesidad de actuar con prudencia, de inspirar confianza y de no tomar decisiones que, por polémicas o difíciles de explicar, puedan desconcertar o confundir. CC.OO. vamos a seguir vigilando que esto sea así, por lo que valoramos positivamente la renuncia y el no-nombramiento de Carlos Vela al frente del Proyecto Cibeles.

 

 

Madrid, 21 de julio de 2008