Archivado en Comunicados, Elecciones sindicales

Elecciones en Barcelona


HTML clipboard No vamos a felicitar al Csica por el resultado obtenido en las elecciones de Barcelona.


pdf
print
pmail

      Es una victoria mustia y triste. Una lista única no es orgullo para nadie y menos ahora en una época democrática (antes sí era lo normal). Saborear una buena victoria es aquella en la que derrotas a un/os contrincantes, pero así…..Ellos mismos en su circular dicen:”siendo un ejemplo de seriedad durante la campaña y durante la votación”.Estamos totalmente de acuerdo. Sólo señalar que sinónimos de seriedad son: severidad, gravedad, arbitrariedad, dureza.

Claro que se nos puede culpar a los sindicatos de clase el no haber presentado una candidatura alternativa, pero  nos ha resultado imposible confeccionarla, y por qué?, porque nosotros no utilizamos métodos de presión ni amenazas veladas. Lo que ha ocurrido en Barcelona es el resultado de la falta de conocimiento de la realidad de la empresa por unos trabajadores de nuevo ingreso y la información sesgada que llegan a las oficinas de expansión.

Aceptamos que no se nos apoye en las urnas, pero  siempre criticaremos las zancadillas que se nos pongan para no llegar a ellas.

Lo que está claro es que para hacer un frente común a esta y a otro tipo de situaciones es necesario el apoyo de los compañeros, y no para dar la cara sino para hacer fuerza entre todos. Siempre estamos ahí para denunciar cualquier tipo de abuso, amenazas, o chantajes  a un trabajador, pero necesitamos esa información para poder actuar en consecuencia.

 Es necesaria una representación plural, lo mismo que ocurre en otras entidades financieras y así entre todos conseguir mejorar nuestros beneficios sociales, y si puede ser equipararlos a los que ellos tienen (estamos a la cola en este campo).

 A los sindicatos se nos critican muchas cosas, pero la realidad es que si no estamos en el frente, si  no se nos apoya, no podremos trabajar. Para cualquier empresa lo ideal sería que no hubiese  sindicatos llamando a la puerta y avisando que vigilamos sus pasos.

 Todos tenemos una responsabilidad en este tema; los que callan, los que otorgan, los  que intimidan y los que dan la cara. Cada uno sabrá cual es su parte.

 El Csica ya tiene lo que quería, un comité para ellos solitos sin oposición; ahora sólo tiene que demostrar que sí es un sindicato independiente y que está con los trabajadores y no con la empresa. Esperamos con ansia los resultados de este comité.

 

"Afiliate a Comfía CC.OO."