Archivado en Comunicados, Salud Laboral

Servicio de Prevención en Asturias


20 01 07 Se fuerzan al límite las exigencias sobre los trabajadores de Banco Sabadell y, por tanto, es inadmisible que la empresa escatime esfuerzos y recursos en la prevención y la vigilancia de nuestra salud. (PDF:Cast.)


pdf
print
pmail

SERVICIO DE PREVENCIÓN EN ASTURIAS: ¡DOS HECHOS SENCILLAMENTE INADMISIBLES!


En la portada del último número de la revista corporativa los máximos responsables del Banco aparecen muy sonrientes recogiendo el sello de oro a la Excelencia europea. Llueven las alabanzas y los reconocimientos por el “excelente” ejercicio, el “éxito” de la renovación tecnológica y la “impresionante” integración del Banco Urquijo. Pero, al mismo tiempo y de forma no tan pública, se reconocen “incumplimientos sistemáticos de niveles de servicio de atención a usuarios” o se perciben “síntomas de cansancio en el equipo interior” lo que es un eufemismo de trabajadores al borde del colapso. Mientras se fuerzan al límite las exigencias sobre los trabajadores cabría pensar que, al menos, no se escatimarían esfuerzos ni recursos en la prevención y la vigilancia de nuestra salud. Craso error y como muestra basta un botón. El pasado 2 de noviembre el médico encargado de la UBS (Unidad Básica de Salud) de Asturias dejó de trabajar para el Banco Sabadell harto de su situación laboral (subcontratado a tiempo parcial y con niveles salariales inaceptables). El 2 de enero siguió sus pasos la ATS por los mismos motivos. Es decir, actualmente no existe vigilancia de la salud en Asturias, y como resultado, cientos de compañeros tienen pendientes los reconocimientos médicos del año pasado. El pasado 11 de enero los compañeros de la oficina del El Berrón en Asturias sufrieron un atraco a mano armada, resultando golpeado uno de ellos y todos con la lógica ansiedad por la situación vivida. Antes del 2 de noviembre, el médico de la UBS se hubiera acercado de inmediato a la oficina, como hizo en otras ocasiones, y realizado un seguimiento cercano y continuado de la situación física y psicológica de los compañeros. Sin embargo, en este último atraco, el médico del Servicio de Prevención llamó por teléfono desde Madrid, envió a los trabajadores a la Mutua (a una distancia de unos 12 Km) y allí, después de mirarlos (esto que no se entienda mal, porque literalmente los miraron sin tocarlos) y decirle a uno de ellos que parecía ansioso, les dijeron a todos que estaban aptos para trabajar, sin ni siquiera tomarles la tensión… Lo dicho, ¡inadmisible!. Desde CC.OO. exigimos que la Empresa se tome en serio la prevención y vigilancia de la salud aportando los recursos necesarios.


Oviedo, 19 de enero de 2007