Muere en Ferrol Amor Deus, el líder histórico de la revuelta de 1972

Archivado en Comunicados

Salvó a tres compañeros en el incendio de un barco en el astillero

Muere en Ferrol Amor Deus, el líder histórico de la revuelta de 1972


Fue el primer secretario general de CC. OO. de Galicia, tras la legalización del sindicato. Sufría un cáncer provocado por el amianto, al contaminarse en su trabajo en Bazán.


pdf
print
pmail
Ha muerto en Ferrol, el histórico dirigente de CCOO, Manuel Amor Deus. Tenía 66 años. Víctima del amianto, como otros dirigentes del sindicato y amigos suyos (Rafael Pillado y José María Riobó -este último murió hace unos años-) Amor Deus fue secretario general del Sindicato Nacional de Galicia de 1978 a 1988, y miembro de la Comisión Ejecutiva confederal y del Consejo Confederal de CCOO.

Manuel Amor Deus ingresó como aprendiz en los astilleros de Bazán en 1955. El 10 de marzo de 1972, después de la intensa y sostenida movilización obrera y una huelga general, Amor Deus pasó a la clandestinidad siendo detenido dos meses más tarde y encarcelado. Permaneció en prisión hasta la muerte del dictador. Tras la legalización de los sindicatos fue elegido secretario general de CCOO de Galicia, cargo que ostentó hasta 1988 en que regresó a su trabajo en la Bazán. En 1992 cesó su actividad laboral al declarársele una incapacidad permanente total.

CCOO

Muere en Ferrol Amor Deus, el líder histórico de la revuelta de 1972

Manuel Amor Deus falleció ayer en Ferrol a los 66 años, víctima de un cáncer de pulmón causado por el amianto. Fue uno de los tres líderes históricos de la revuelta de Ferrol contra la dictadura de Franco, el 10 de marzo de 1972. Encarcelado poco después, pasó en prisión los cuatro años siguientes hasta que con la Transición quedó en libertad. Con la legalización de CC.?OO. fue elegido primer secretario general del sindicato nacional de Galicia.

Aquella revuelta, protagonizada por los trabajadores de la antigua Bazán (ahora Navantia), de cuya plantilla era metalúrgico, tuvo tres dirigentes indiscutibles: Rafael Pillado, José María Riobó y Amor Deus. Sólo sobrevive el primero de ellos, porque Riobó falleció también por el amianto. Los tribunales les reconocieron a ambos la enfermedad profesional.

Amor Deus era el cuarto de los seis hijos de un guardia municipal de Ferrol. Vecino de la calle San Agustín del popular barrio de Esteiro, frente al astillero, entró como aprendiz a los 14 años en la célebre Escuela Obrera. Excelente jugador de balonmano en el equipo del centro, era muy popular entre los trabajadores de su generación. Pronto entró en contacto con la célula del Partido Comunista de Bazán que dirigían otros históricos mayores que él, como Paco Filgueira, Paco Balón y Julio Aneiros. Y el 10 de Marzo del 72 huyó de la represión y se mantuvo oculto durante meses en casas de camaradas hasta que fue detenido.

Estaba en la prisión militar de Ferrol cuando, en el mes de julio de ese año, se entera de que un automóvil había arrollado a su (entonces) único hijo, que murió poco después. El niño, de seis años, iba de la mano de un tío suyo por la carretera de Campolongo cuando ocurrió el accidente.

Siempre decía que uno de los mayores dolores de su vida había sido que no se le permitiese asistir al entierro del niño.

Pillado lo recuerda como el más valeroso y cariñoso de los tres. Dado su gran prestigio a la caída de la dictadura, los tres se distribuyeron en puestos clave: Riobó, secretario comarcal de CC.?OO. de Ferrol; Amor, en la secretaría del sindicato en Galicia, y Pillado, en el cargo político, en el secretariado del PCE, aupado por Santiago Carrillo. Pero como muchos otros líderes históricos, las divisiones y el paso del tiempo los fueron apartando de la vía pública.

En los últimos años, Amor Deus, una vez que se le detectó la enfermedad, luchó por los derechos de los afectados por el amianto (fue quien entregó un escrito al Congreso de los Diputados el pasado año, en una larga cadena humana formada en Madrid), y por los derechos de los represaliados por la dictadura. Recordaba que pasó los mejores años de su juventud en la cárcel, por luchar por las libertades de Galicia y España, y que, por el modelo de Transición pactado, apenas tuvieron reconocimiento público, a diferencia de lo que ocurre en otros países, como Francia, donde los resistentes antifascistas son verdaderos hérores nacionales.

Francisco Varela

Salvó a tres compañeros en el incendio de un barco en el astillero

El Juzgado de lo Social número 2 de Ferrol le reconoció todavía el pasado abril una indemnización por los daños sufridos como consecuencia del amianto.

En el juicio, su compañero de Bazán Ángel Porto, también represaliado del 1972, recordaba que Amor Deus, en 1966, se comportó como un verdadero héroe al salvar la vida a dos trabajadores que quedaron atrapados dentro del buque Exxon Castellón , atracado en el astillero, que se había incendiado. Se adentró en las llamas y el humo y los fue sacando uno a uno, hasta que, al ir a por el tercero, cayó desplomado en unas escaleras. Cuando los bomberos lo rescataron, lo tendieron en la cubierta y lo dieron por muerto. Su amigo Luis Novo salió del corro que rodeaba el cuerpo y observó que el corazón le latía. Comenzó a practicarle el boca a boca y consiguió reanimarle. Amor nunca había contado esta proeza.

La Voz de Galicia

EN LA MUERTE DE MANOLO AMOR DEUS

¿Y eso por qué, Manolo? ¿No tenías otra cosa mejor que hacer? ¿Acaso no sabías que tenías que venir a casa junto con Eduardo Saborido? Leche, Monolo. Menudo trago. Pero, ¿no quedamos que tú eras más fuerte que la asbestosis que tuviste que tragar en aquellos tiempos? Pero, hombre, si sólo teneías dos años más que yo...


Manolo me quedo con tus risotadas, tu socarronería y el inmenso afecto que destilabas por todos los poros. Me quedo también con tu sabiduría. Pero no te admito que tuvieras prisa en saludar a nuestro Cipri. Manolo, te lo dije hace tiempo: que se mueran los cardos borriqueros. Pero, tan cabezón como siempre, no me has hecho caso. Manolo, así las cosas, te pido que me pongas a los pies de María Castiñeira, la gran dama del pueblo gallego.

José Luis López Bulla: Ex-secretario general de CCOO de Catalunya
Metiendo Bulla