Archivado en Comunicados, Salud Laboral

El sistema danés, ha sido adaptado a la realidad española por CCOO

CCOO presenta un método que mide la insatisfacción laboral


Comisiones Obreras (CCOO) presentó ayer en Pamplona el ISTAS-21, una herramienta de evaluación de riesgos laborales de naturaleza psicosocial que fundamenta una metodología para la prevención, ya que "trabajar no tiene por qué ser tan penoso en muchas circunstancias, al revés, puede ser una manera de desarrollo social, pero para eso necesitamos cambiar las maneras de trabajar"


pdf
print
pmail
Así lo señaló a los periodistas el secretario confederal de Salud Laboral de CCOO, Joaquín Nieto, también presidente de ISTAS (Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud), que ha sido el organismo encargado de traducir y adaptar a la realidad española actual el método, de origen danés y validado internacionalmente.

El ISTAS-21 (denominado así porque analiza 21 parámetros que influyen en la insatisfacción laboral) ha sido elaborado en los últimos tres años en Navarra con la colaboración de cinco empresas y la cofinanciación del Gobierno de Navarra, y los resultados de la experiencia en la Comunidad Foral van a servir de parámetro para su aplicación en el resto de España.

Antes del acto de presentación del método, a la que asistió un centenar de delegados de prevención, técnicos y delegados de empresas navarras, Nieto indicó que en el trabajo, además del riesgo de tener accidentes, "también hay otros daños a la salud y muchos de ellos tienen que ver con la presión y la mala organización del trabajo, particularmente los que llamamos riesgos psicosociales".

Entre ellos destacó por ser el más conocido el mobbing o acoso moral en el trabajo, aunque hay otros más como el estrés, "que cuando actúa con fuerza repercute sobre el resto del organismo con problemas nerviosos, gástricos, cardiológicos. Hay incluso muertes no traumáticas que vienen del estrés en el trabajo, y eso es por una mala organización".

Así, Nieto indicó que el trabajo se puede organizar de mejor manera de forma que disminuyan el estrés, la insatisfacción y la fatiga "y sea una fuente también de reconocimiento social o por lo menos no dañe la salud cuando solo sirve para ganarse la vida".

Sin embargo, para hacer que el trabajo sea menos penoso "debemos conocer dónde están los problemas, e ISTAS-21 es un método" para detectarlos analizando 21 parámetros como la mala organización, el estrés y el acoso, o satisfacciones que pueden venir de la remuneración o la poca autonomía a la hora de desarrollar las actividades.

La adaptación que ha hecho el ISTAS del Cuestionario Psicosocial de Copenhague (CPQ) ha incorporado algunos conceptos más modernos, como la visión de genero, ya que tiene en cuenta "cómo las mujeres viven el trabajo de distinta manera, con la denominada doble presencia, ya que cuando están en el trabajo asalariado no dejan de estar en el otro trabajo que antes tenían, el no asalariado".

En su caso el riesgo psicosocial "es muy claro, porque todas las preocupaciones en el resto de asuntos de la casa se llevan encima y se llevan junto con las preocupaciones, tensiones y presiones que hay en el trabajo", advirtió Nieto.

Ya en la presentación oficial el secretario general de CCOO en Navarra, José María Molinero, consideró que este instrumento será "muy útil y valioso" ya que la detección de los problemas en las empresas es el primer paso para acometer su solución, de forma que "la prevención es posible, lo que hay que hacer es diseñar una organización del trabajo más saludable y más justa".

Por su parte, el consejero de Industria y Trabajo, José Javier Armendáriz, valoró que la iniciativa sitúe a Navarra como "pionera" en un campo especialmente preocupante, el de la salud laboral, si bien estimó que la incidencia de accidentes se ha reducido, "quizá más lentamente de los previsto", dijo tras indicar que en Navarra en el 2001 hubo 15.000 y el pasado año 13.000.

Así, consideró que el Plan de Empleo, firmado por Gobierno foral, empresarios y sindicatos, "quiere avanzar en Navarra hacia un empleo de calidad, concepto reñido con el de siniestralidad", al tiempo que aseguró que el próximo Plan de Empleo, previsto para el período 2005-2007, hará especial incidencia en el capítulo de los riesgos laborales.

"Lo más importante está en el avance cultural. La cultura de la prevención debe instalarse más sólidamente en las unidades productivas", incidió Armendáriz en referencia a empresarios y trabajadores.