Archivado en Comunicados, Salud Laboral, Empleo

CCOO BANESTO
Un clamor generalizado en las oficinas

Sr. Consejero Delegado: falta plantilla


Hace unos días se produjo un cambio importante en el equipo directivo de nuestra Entidad, el Consejero Delegado, Federico Outón, era sustituido por José Garcia Cantera, responsable hasta ese momento de Banca Mayorista. Nada en el entorno presagiaba un cambio de esta magnitud. Los motivos serán los expresados por la Presidente Sra. Botín, “era necesario hacer una reorganización para adecuarse al plan estratégico anunciado en enero pasado, el Plan Banesto 08, cuyo objetivo es convertir a nuestra entidad en el banco de las pymes, incrementar la potencia comercial con nuevas sucursales y potenciar el negocio de consumo y particulares”.


pdf
print
pmail

Desde nuestra posición sindical, solo podemos desearle éxitos en su nueva aventura al Sr. Outón, que por cierto después de su estancia en Banesto desde el año 2002 no había tenido tiempo suficiente para tener una toma de contacto con los representantes de los trabajadores. Esperamos que en este aspecto, el Sr. García Cantera se parezca más a la Presidente, con tomas de contacto estable con los Sindicatos que a su antecesor en el cargo.

El Sr. García Cantera va a desarrollar su nueva tarea en un banco estable, con una dinámica buena y donde conseguir los objetivos marcados se cuentan por la anticipación en su consecución a la previsión inicial. Le deseamos sinceramente, por que nos va mucho en ello, todos los éxitos del mundo. También queremos que su visión del negocio sea amplia, que valore no solo los números, ni los intereses de los accionistas, sino que tenga presente a los principales actores de esta película, los trabajadores y trabajadoras que con su esfuerzo diario, su ilusión y su motivación hacen de nuestro banco un líder en resultados.

Hay temas que por su calado y su trascendencia deben ser tenidos en consideración de un modo urgente y entre otros, ahora debemos resaltar la alarmante escasez de plantilla que padece Banesto, que se ve agravada en estos meses de verano por las vacaciones.

La pérdida de plantilla viene dándose desde la crisis de Banesto en el año 1993, pero es en los últimos años cuando la situación está siendo insoportable y contraproducente.
 
Es insoportable porque las oficinas se han dimensionado con un criterio cada vez más restrictivo, basándose exclusivamente en el ahorro de costes y en el margen ordinario como nuevo paradigma de la actividad del banco. Las consecuencias son las prolongaciones de jornada, el estrés y la desmotivación general de una plantilla que ve como los objetivos son cada vez más lejanos e imposibles de cumplir.
 
El efecto inmediato de esta situación es contraproducente para los intereses del propio banco, la falta de plantilla condiciona la calidad del servicio que se presta en las oficinas y es muy frecuente encontrar largas filas delante de las ventanillas de caja, clientes quejándose, sucursales en las que no se puede atender el teléfono y gestores comerciales que dedican un tiempo muy importante en resolver incidencias, en detrimento de su actividad.

Aún hay en el banco 154 oficinas con 1 solo empleado y 313 con dos. Además hemos de añadir que hay oficinas que abren solo media jornada, ya que el mismo trabajador debe atender dos o más oficinas en la misma jornada.
 
Pero pensamos que también es contrario a los intereses del banco la incesante externalización de tareas que se lleva a cabo en nuestros SS.CC. Esta claro que no ha cubierto las expectativas salvo en los costes, ya que la calidad del servicio está viéndose erosionada continuamente, pero la visión a corto plazo que nos domina no se plantea el problema que avanza como una bola de nieve…ya vendrán otros a solucionarlos.

Urge ampliar la plantilla de Banesto, urge la creación de equipos de ayuda y urge dotar a las oficinas de medios humanos para realizar su tarea. Este es el reto, Sr. García Cantera.

Julio 2006