Archivado en

SINIESTRALIDAD LABORAL

Los accidentes laborales mortales crecen un 50 por ciento en el mes de abril


CC.OO. exige la puesta en marcha inmediata de las medidas contra la siniestralidad aprobadas en la Asamblea de Madrid


pdf
print
pmail
VISITANOS SI QUIERES ESTAR INFORMADO

SECCIÓN SINDICAL FRATERNIDAD MUPRESPA

 

 

Durante el mes de abril se produjeron 15 accidentes mortales en la Comunidad de Madrid, cinco más que en el mismo mes del año anterior, un 150 por ciento más, y los accidentes con baja disminuyeron un 12 por ciento, pasando de 12.813 a 11.827. Lo más preocupante es el incremento de los accidentes mortales in itinere, que han pasado de 2 en 2005 a 8 en 2006. Por sectores, el de servicios experimenta un incremento del 150 por ciento (2 en 2005 y 5 en 2006).

Estos datos elevan a 64 las personas fallecidas por el hecho de trabajar en los cuatro primeros meses de 2006, un 31 por ciento más que en el mismo periodo de 2005, que fueron 49. Asimismo, los accidentes con baja crecieron un 16 por ciento, pasando de 49.676 en 2005 a 57.597 en 2006.

Para CC.OO. de Madrid la evolución de la siniestralidad justifica plenamente la necesidad de que se dé cumplimiento con su puesta en practica a las 16 medidas aprobadas por unanimidad, el 20 de abril, en la Asamblea de Madrid para luchar contra la siniestralidad laboral.

Esas medidas, que refuerzan los instrumentos de la Administración –como la Inspección de Trabajo, con más inspectores, o el IRSST, con la habilitación de sus técnicos- ponen el acento en perseguir el delito por incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, planteando la necesaria e imprescindible coordinación entre Inspección de Trabajo, Fiscalía y judicatura, así como la penalización de las empresas infractoras de la LPRL, especialmente en lo que respecta a la contratación con la Administración, y también la publicación de las listas de las empresas sancionadas con sanciones graves y muy graves

Para el secretario de Salud Laboral de CC.OO. de Madrid, Carmelo Plaza, "estas medidas deben ser el plan de choque contra la siniestralidad laboral, no sólo de las administraciones, organizaciones empresariales y sindicatos, sino de toda la sociedad madrileña, ya que una sociedad moderna, avanzada y democrática no puede permitirse una pérdida tan elevada de vidas humanas por el hecho de trabajar".

Por ello, CC.OO. emplaza a la Administración regional a que arbitre los medios necesarios para que se apliquen de manera inmediata las medidas aprobadas en el Parlamento regional y a CEIM a que no se oponga a ellas, denunciando a los empresarios incumplidores de las leyes que con su actuación causan daños irreversibles a los trabajadores y son desleales con el colectivo de empresarios que sí cumplen la ley. Si no se cumple este mandato y la tendencia de la siniestralidad no se modifica, CC.OO. se movilizará para cumplir este objetivo.