Al menos 4.000 trabajadores mueren al año en España por exposición a sustancias químicas

Archivado en

SINIESTRALIDAD LABORAL

Al menos 4.000 trabajadores mueren al año en España por exposición a sustancias químicas


Este informe, elaborado con la colaboración de la Fundación Biodiversidad y compuesto de siete estudios, pone de manifiesto "la falta de control de la Administración y la pasividad de las empresas frente al riesgo químico", indicó el sindicato CCOO


pdf
print
pmail
VISITANOS SI QUIERES ESTAR INFORMADO

SECCIÓN SINDICAL FRATERNIDAD MUPRESPA

Al menos 4.000 trabajadores mueren al año en España por cáncer y enfermedades cardiovasculares y otras de menor repercusión debido a la exposición a sustancias químicas y casi la mitad de los trabajadores está sometido al riesgo químico, siendo "muy escasa su percepción del riesgo", según datos del informe "Prevención del riesgo químico en los procesos productivos", elaborado por CC OO y el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS), y presentado en Madrid.

Este informe, elaborado con la colaboración de la Fundación Biodiversidad y compuesto de siete estudios, pone de manifiesto "la falta de control de la Administración y la pasividad de las empresas frente al riesgo químico", indicó el sindicato.

Uno de los técnicos de ISTAS, Alfonso Calera, destacó "la falta de información sobre sustancias químicas y peligrosas en España, y la ausencia del conocimiento de la peligrosidad sobre dichos productos, dificultando la prevención de sus efectos sobre la salud y el medio ambiente". Además, este riesgo se ve incrementado por el insuficiente cumplimiento de la normativa, malas prácticas, errores en el etiquetado, el uso combinado de sustancias diferentes (riesgo por multiexposición) y precariedad laboral, entre otros motivos, destacó.

En concreto, de las 25 millones de sustancias químicas existentes en el mundo, más de 100.000 se comercializan y están registradas en Europa, y cerca de 300.000 se utilizan habitualmente en los lugares de trabajo. Además, cerca de 20.000 de estos productos no han sido objeto de pruebas toxicológicas completas.

Asimismo, en torno a 350 de las sustancias químicas registradas que presentan efectos tóxicos conocidos son cancerígenas y otras 3.000 son alergenos declarados, con los consecuentes efectos para la salud de los trabajadores.

La Organización internacional del Trabajo (OIT) estima que de los 2 millones de muertes laborales que tienen lugar cada año en el mundo, 440.000 se producen como resultado de la exposición de trabajadores a agentes químicos.

En la Unión Europea se producen anualmente 32.000 muertes por cáncer, 16.000 enfermedades cutáneas, 6.700 enfermedades respiratorias, 500 afecciones oculares y 570 patologías del sistema nervioso central relacionadas con la exposición a sustancias químicas en el trabajo.

En España se registran unos 18.000 accidentes de trabajo por productos químicos, aunque "van disminuyendo", y más de 3.000 enfermedades profesionales. No obstante, "estos datos no reflejan la realidad, debido a un importante subregistro de dichas patologías", según Calera, quien estimó que se podrían estar contabilizando hasta 6 veces menos de dermatosis de las realmente producidas, 16 veces menos casos de asma y hasta 2.000 veces menos de casos de muerte por cáncer.

Casi uno de cada tres trabajadores está expuesto a contaminantes químicos en su trabajo, ya sea por inhalación de polvos, humos, gases, etcétera o por manipulación, con una mayor frecuencia entre los trabajadores no cualificados. Además, la exposición a este riesgo muestra una tendencia ascendente en los últimos 3 a 5 años", indicó Calera.

En este sentido, el estudio pone de manifiesto que alguno de los principales problemas es la "escasa percepción del riesgo" por parte de los usuarios o la insuficiente participación de los trabajadores en la gestión del riesgo químico en las compañías.

Según el informe, agricultura, industria química, limpieza, construcción, tratamiento de alimentos, peluquería, asistencia sanitaria, mecánica, impresión y tratamientos de residuos, son los sectores que presentan un mayor riesgo por exposición a sustancias químicas peligrosas.

Respecto a las evaluaciones del riesgo, la información relativa al riesgo químico "es de muy baja calidad" en España y el estudio evidencia que en su tratamiento existe un claro sesgo a favor de los aspectos de seguridad. En este sentido, la vigilancia de la salud "no se integra en la gestión preventiva de la empresa".

Según el informe, la actuación preventiva frente al riesgo químico en las empresas es de carácter puntual y reactivo ante accidentes e incidentes, con un predominio de las medidas de protección individual frente a las colectivas y que suelen presentar problemas de adecuación y mantenimiento. Asimismo, la eliminación o sustitución de las sustancias peligrosas no constituyen uno de los objetos prioritarios de las compañías, denuncia el estudio.

Además, la investigación detecta un marco normativo "muy complejo" en este ámbito, y que necesita una mayor integración de las vertientes de salud laboral y medio ambiente.

Finalmente, en el informe se analiza concretamente la aplicación de la Directiva Seveso, que afecta a grandes instalaciones industriales; la situación de los PCB; el impacto de los plaguicidas en la agricultura y se proponen alternativas y soluciones.