Archivado en Comunicados, Prevision Social

Las bases de cotización a la Seguridad Social subirán un 2,7% el próximo año


El Gobierno calcula que la desviación de inflación este año costará como mínimo 1.200 millones de euros. El sistema de protección tendrá un superávit de 7.000 millones.


pdf
print
pmail
Las bases de cotización de los trabajadores del Régimen General de la Seguridad Social subirán un 2,7% el próximo año. Es decir, la parte del salario por la que los trabajadores y las empresas contribuyen a financiar las prestaciones por jubilación, accidentes y enfermedades de trabajo y comunes.

En el Régimen General están la inmensa mayoría de los trabajadores, y sus cotizaciones supondrán el próximo año 60.493 millones de euros, el 72,6% de los ingresos que por este concepto ingresará el sistema. El incremento en un 2,7% de las bases de cotización en el Régimen General responde a la estimación que el Ministerio de Trabajo ha hecho sobre la subida media que pueden tener los salarios en los convenios. En los Regímenes Especiales, las bases de cotización subirán un 2%; es decir, para los autónomos y los regímenes del mar, el carbón, el campo y el de las empleadas del hogar.

A este respecto, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, aseguró categórico que el Gobierno “no piensa hacer una rebaja generalizada de los cotizaciones sociales, porque no lo soportaría el sistema”. Ésto, a pesar de que el próximo año, la previsión inicial es que la Seguridad Social obtenga un superávit de 7.000 millones de euros, el 0,7% del Producto Interior Bruto.

“En todo caso -dijo Caldera- en el diálogo social del Gobierno con empresarios y trabajadores puede haber algún retoque en algún tipo de cotización”. Igualmente, el Ejecutivo abordará con la patronal y los sindicatos la futura financiación de las actuales bonificaciones de cotizaciones sociales en los contratos indefinidos. El próximo año los Servicios Públicos de Empleo (antiguo Inem) invertirán 2.270 millones de euros en este fin.

Caldera y el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, presentaron ayer los presupuestos de la Seguridad Social para 2005. El ministro destacó la subida por encima de la inflación que tendrán las pensiones mínimas del sistema. El conjunto de estas prestaciones tendrá un incremento de entre un 6% y el 8%, incluyendo la posible compensación a los pensionistas por la desviación de la inflación este mismo año respecto a la subida del 2%. En total, 3.828.880 personas se beneficiarán de esta subida de las prestaciones mínimas.

Efecto de la inflación

El Gobierno calcula que la inflación interanual en noviembre superará las previsiones de un 2% en alrededor de un punto, debido al impacto del petróleo sobre los precios. Con un coste de 120 millones por décima, esto significa que la Seguridad Social tendrá que hacer un gasto adicional de, como mínimo, 1.200 millones de euros. En este gasto está comprendida una paga extraordinaria para que los pensionistas recuperen el poder adquisitivo perdido, más su consolidación en la pensión a lo largo de catorce pagas. El Fondo de Reserva de las pensiones públicas tendrá una dotación adicional de 5.351 millones. Con ello llegará a los 24.258 millones.

Por otra parte, el ministro de Trabajo elevó ayer de 800.000 a un millón el número de inmigrantes que están en España en situación irregular.

Expansion, 30 de Septiembre de 2004