La política de personal empaña el buen hacer de nuestra Caja.

Archivado en

Sobre el Consejo de Administración

La política de personal empaña el buen hacer de nuestra Caja.


Ese es precisamente el mensaje que intentamos llevar en el Consejo de Administración, a través de la ponencia de nuestro consejero....(Ponencia completa)


pdf
print
pmail

La aprobación del cambio de ciertos artículos en los estatutos, hacen posible la elección de los consejeros por periodos de 6 años, y dan más poder al Presidente, al igual que ocurre en otras cajas, haciendo un Presidente Ejecutivo, cargo que recae en Carlos Egea, siendo nombrado Director General adjunto Joaquín Canovas Páez.  Desde aquí, queremos felicitar a ambos por los nombramientos, así como a  todos los nuevos cargos y les instamos a realizar un cambio en la política de personal. 

 

             Nuestra intervención se basó precisamente en la denuncia de la Política de Recursos Humanos, que nos lleva a ser la caja más eficiente, siempre a costa de reducir el gasto de personal, de invitarnos a considerar la prorroga de la jornada como algo habitual, de realizar los cursos de formación fuera del horario laboral, etc. y pagarnos todo esto con medidas como dilación en los plazos para asumir cambios que supongan cualquier costo, negarnos el seguro médico, no admitir novación en tiempo para los préstamos convenio en vigor no suplirnos en vacaciones, etc.

            Como consideramos que más vale una imagen, reproducimos nuestra ponencia a fin que cada cual saque sus conclusiones.

“”Señor Presidente, señoras y señores consejeros.

Soy Miguel Latorre Sánchez, y les hablo como consejero en esta Asamblea en representación de los trabajadores por la sección sindical de CC.OO.

 

En primer lugar quiero aprovechar la ocasión para felicitar a la Caja, y en particular a todos sus trabajadores, por los buenos resultados obtenidos en el pasado ejercicio, y no quiero dejar pasar la ocasión de resaltar, que estos resultados se basan en buena parte en los bajos salarios y alargamiento indiscriminado de la jornada laboral sin contrapartida alguna por parte de la Entidad.

 

Aún reconociendo el logro de la estrategia comercial seguida y los buenos resultados obtenidos en el último ejercicio, nuestro voto a favor pero con reservas se basa en el total desacuerdo con la política laboral seguida por nuestra entidad en los últimos años.

 

Una política que no valora adecuadamente a los trabajadores y las trabajadoras que con su buen hacer cotidiano y su profesionalidad han hecho posible la consecución de los objetivos logrados, y que se ven continuamente presionados, superando los límites de la necesaria implicación, dando lugar a situaciones inaceptables, tanto personales como profesionales. El resultado es a menudo la desmotivación ante el trabajo, y cada vez con más frecuencia, ansiedad, estrés e incluso depresión entre otros síntomas graves en la salud laboral de los trabajadores de la Caja. Detectamos también una tendencia bastante pronunciada, entre los trabajadores de Cajamurcia a marcharse de la Entidad y que se da sobre todo entre los directivos de oficinas y personal de nueva entrada.

 

A pesar del último acuerdo interno firmado el pasado año con parte de la representación laboral, las mejoras firmadas son tan escasas que seguimos en una situación de agravio comparativo con el resto de entidades, tanto a nivel nacional como de nuestro entorno, pues sólo con cruzar la calle nos podemos encontrar con una oficina de otra entidad donde las diferencias salariales y beneficios sociales de sus empleados son muy superiores y sin embargo, en cuanto a carga de trabajo les ganamos ampliamente.  Solicitamos una dotación de personal adecuada a la carga de trabajo, que redundará en un ambiente laboral más favorable y una mejor atención a nuestra clientela.

 

Haciendo también nuestro el dicho del Director General, de que los trabajadores de Cajamurcia somos su mejor activo, nos alegra aparecer en el ranking de eficiencia como una de las primeras cajas del país, pero consideramos que va siendo hora de que también participemos de estos puestos en el ranking de salarios y ventajas sociales.

 

 De todos es conocido el discurso de nuestro Director General en cualquiera de sus intervenciones ante nuestros compañeros: “Somos los mejores…..,- dice nuestro Director-  pero ante la incertidumbre venidera necesitamos un nuevo esfuerzo”, ¿para cuando se va a corresponder este esfuerzo continuado con mejoras sociales y económicas?

 

La eficiencia que es la relación existente entre el margen de negocio y los gastos para alcanzarlo, no se puede basar sólo en la contención del gasto de personal. “De anorexia también se muere”

 

Sabemos que el entorno no ayuda, somos conscientes de las dificultades, aunque rentabilidades pasadas no garantizan resultados futuros, sí son una buena base para obtenerlos. Invertir en la plantilla, reforzar los recursos humanos es garantizar la solvencia de la Entidad y el crecimiento sano futuro.

 

Por todo esto Señor Presidente, le instamos a que dé las oportunas instrucciones a la Dirección para convocar una mesa de negociación con toda la representación laboral a fin de establecer las condiciones necesarias para conseguir estas mejoras, que consideramos que en justicia nos corresponde.

 

Esperamos que esta intervención sirva para reflexionar a todos  sobre la necesidad de establecer verdaderos mecanismos de dialogo y búsqueda de soluciones que nos permitan avanzar hacia unas relaciones laborales fluidas, justas y satisfactorias, lo cual, sin duda, repercutirá positivamente en todos los aspectos, incluida la cuenta de resultados de los próximos años.

 

Entregamos el documento con el contenido de esta intervención al Secretario de la Asamblea General para que se adjunte al acta.

 

Señor Presidente, señoras y señores consejeros, gracias por su atención.””