Archivado en

LEGAL

Los tribunales reprueban el uso de detectives para espiar al trabajador


Las visitas a administradores de otras compa√Ī√≠as; las idas y venidas con el coche de la empresa; y, tambi√©n, el cubo de la basura. Estos son algunos de los espacios privados que, durante cinco meses, mantuvieron ocupado a un detective al que una compa√Ī√≠a orden√≥ el seguimiento de un empleado


pdf
print
pmail
Pero su labor sirvi√≥ para poco; el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) acaba de se√Īalar en un fallo que esta actuaci√≥n es ¬ďexcesiva¬Ē y ¬ďvulnera los derechos del trabajador¬Ē.

Los l√≠mites de actuaci√≥n de los esp√≠as tienen un largo recorrido en la doctrina espa√Īola. La importancia del fallo (del 5 de febrero) radica en que ¬ďel Tribunal aporta una gran claridad expositiva¬Ē al detallar los l√≠mites de los inspectores, explica Jes√ļs Domingo, experto laboralista socio de Ernst &Young Abogados.

La sentencia recuerda que la actuaci√≥n de los detectives privados debe estar marcada por el triple principio marcado por el Tribunal Constitucional de ¬ďproporcionalidad, idoneidad y necesidad¬Ē, una m√°xima que ahora el TSJM traslada al √°mbito empresarial.
Seg√ļn Domingo, la proporcionalidad se entiende aqu√≠ en que ¬ďel seguimiento al trabajador debe durar tan s√≥lo hasta que se tenga un conocimiento cabal, pleno y suficiente de los hechos imputados¬Ē. Respecto a este punto, la sentencia revela que el espionaje no se interrumpi√≥ tras conocerse el supuesto delito de violaci√≥n de confidencialidad. Adem√°s, para desvelar ese comportamiento ¬ďel uso de los detectives debe ser un medio id√≥neo, de forma que si existen otros menos invasivos de la intimidad de los trabajadores, deber√≠an respetarse primero¬Ē. Precisamente, es en este punto donde el Tribunal Superior madrile√Īo carga contra la demandante.

Argumenta que la compa√Ī√≠a dispon√≠a de ¬ďotros medios eficaces para controlar [al empleado], como exigirle los reportes de actividad con mayor insistencia¬Ē o ¬ďllam√°ndole al orden¬Ē, en los casos de faltas injustificadas. Al margen de estas cautelas, la sentencia subraya que la prueba testifical del esp√≠a ¬ďes un medio todav√≠a m√°s perverso que los aparatos de escucha o dispositivos √≥pticos, porque carece de objetividad y no es imparcial¬Ē, al actuar ¬ďpor √≥rdenes del cliente¬Ē.

Es decir, ¬ďcomo verdaderos ojos y o√≠dos del empresario¬Ē, que se lanza a husmear lo que hace un trabajador las 24 horas. Y he aqu√≠ el segundo argumento de reproche. El fallo dice que ¬ďla actividad fuera del centro de trabajo, pertenece a la esfera de la vida privada del trabajador, aun cuando se desarrolle en espacios p√ļblicos¬Ē.

Expansión