Archivado en Comunicados, Mujeres e Igualdad

CCOO exige a Cruz Roja España, tolerancia cero contra el acoso sexual pidiendo que reconsidere la colaboración de la entidad y Plácido Domingo.


Cruz Roja Española

Ante las últimas noticias publicadas sobre la vuelta a los escenarios en España de Plácido Domingo en un concierto a favor de Cruz Roja (lavanguardia.com), las organizaciones sindicales, en la última reunión mantenida de la Mesa Negociadora el pasado día 24 de mayo, solicitaron a la empresa que reconsiderase esta colaboración debido a las denuncias por acoso sexual que caen sobre el tenor anteriormente citado


Esta colaboración, según los sindicatos, da la espalda a las víctimas y promueve la complicidad de un sistema que perpetúa y legitima la violencia contra las mujeres. Además, muestra la incoherencia de la empresa cuando, por una parte, gasta gran parte de su presupuesto en campañas de sensibilización a la población sobre violencia de género pero, por otra, consigue parte de sus fondos mediante colaboraciones con presuntos agresores sexuales, que han sido denunciados públicamente por haber ejercido violencia contra las mujeres.

Cruz Roja y los sindicatos se encuentran en estos momentos en un proceso de negociación de un Plan de Igualad que incluye un Protocolo contra el acoso sexual. Se pretende con ello también por la parte empresarial erradicar cualquier conducta constitutiva de acoso sexual en la ONG, afectando tanto al personal laboral como al personal voluntario y personas colaboradoras. Esta declaración de intenciones expresada en la mesa negociadora choca frontalmente con la decisión de seguir adelante con el Concierto.

Para CCOO, esta decisión de Cruz Roja de continuar con el evento falta al respeto de todas estas mujeres que se atrevieron a denunciar pero también falta a sus propios principios sobre los que pretende hacer su aportación a una sociedad más justa e igualitaria.

Lamentamos que la entidad brinde un espacio que tanto tiene que ver con la construcción de una sociedad de iguales y solidaria dañando al mismo tiempo aquellos valores que supuestamente le inspiran.

 

Foto: Tnarik Innael - Flickr Creative Commons