Archivado en Campañas, Camareras de Piso

Campaña Mundial Dignificación de las Camareras Con Antonio Ruda

Una campaña que quitó el manto de silencio e impunidad, de un sector postergado


Antonio Ruda. Servicios CCOO Hosteleria
Rel_UITA.- El coordinador estatal de Hostelería de la Federación de Servicios de Comisiones Obreras, Antonio Ruda, analiza logros y alcances de la Campaña por la Dignificación del Trabajo de las Camareras de Piso en España, reconociendo la labor realizada por la Rel-UITA, UTHGRA y Alba Sud.


pdf
print
pmail
-Podemos decir sin equivocarnos ni aspaviento que la notoriedad pública de la Campaña no tiene precedentes en el ámbito sindical español?
-Cierto, sobre todo por el alcance que ha tenido en muy corto tiempo. 

Creo que el respaldo e impulso que le dio la UITA y su regional latinoamericana tiene mucho que ver en el éxito de esta campaña.

Además, el libro Las que limpian los hoteles ha sido un éxito total. Para su primera edición se editaron 500 ejemplares, luego la Rel-UITA llevó 500 para Argentina y otros países deAmérica Latina. Nuestra federación adquirió y distribuyó 6.000 ejemplares más.

A esto hay que añadir la larga lista de artículos en los principales periódicos de las zonas turísticas del país y de la prensa masiva, entrevistas en televisión y radios. La difusión ha sido y es impresionante.

-¿Qué resultados destacas?
-Mira, en primer plano hay que decir que tanto CCOO como UGT dieron atención a un sector quizás algo olvidado por los sindicatos. 

Con la campaña se le dio visibilidad a problemas tan serios como la subcontratación y las condiciones de trabajo degradantes de este colectivo. Y nosotros, desde CCOO y sus seccionales, nos hemos sumado con mucho entusiasmo a este trabajo que ha tenido un éxito notorio.

-UTHGRA ha jugado un papel importante, ¿verdad?
-La UITA no solo ha lanzado esta campaña en abstracto sino también con datos muy bien documentados por el equipo de investigación de UTHGRA, que trabaja con extremo profesionalismo y militancia. 

Por su parte, el relevamiento realizado aquí en España ha arrojado una realidad demoledora: el 80 por ciento de las camareras de piso padece algún tipo de enfermedad vinculada a su trabajo.

Este dato nos da una idea global de las malas condiciones laborales que imperan enEspaña.

Denunciar para negociar
Negociar para cambiar realidades
-¿Qué se está haciendo para cambiar esa situación?
-El sindicato está haciendo un llamamiento a la patronal, acercando el problema a los gobiernos locales, denunciando a las Inspecciones de Trabajo pero sobretodo tratando de prevenir que esto siga sucediendo.

Y la forma que tenemos para hacerlo es colocar el tema en las negociaciones colectivas. 

Nuestro principal objetivo en este momento es llegar a un acuerdo con la patronal del sector para que se incluya la prevención dentro de los convenios colectivos de la hostelería.

Antes debemos sortear un gran problema que estamos enfrentando aquí en España, y es que los procesos de negociación colectiva se han visto debilitados.

En este momento hay más de 400.000 trabajadores de la hostelería que no cuentan con convenio y este problema, más el de las externalizaciones, son los mayores es desafíos que se nos presentan.

Conseguir negociación para esos trabajadores, subir los niveles salariales en un momento de recuperación del sector, son nuestros retos. Ha llegado la hora de devolver a los trabajadores y trabajadoras muchos derechos perdidos.

Ya hicimos nuestra parte durante la crisis y ahora toca a la patronal hacer la suya.

La unidad en la acción
La unidad en la diferencia
-Desde el punto de vista político-sindical esta campaña por la dignificación de las camareras sirvió para unir en la acción a los dos principales sindicatos del país?
-Sí. Gracias al impulso de UITA ?hay que decirlo? CCOO y UGT hemos trabajado codo con codo en una unidad de acción muy importante que se mantiene y que se hará ver en la protesta del próximo 27 de setiembre, Día Mundial del Turismo, porque nosotros no tenemos nada que celebrar. 

En ese sentido es muy importante que la campaña haya llegado al conjunto de los comités de empresas de las secciones sindicales de ambas centrales.

Estoy convencido que esto es fundamental y que hay que destacar lo bueno, llevamos dos años de un trabajo importantísimo de unidad de acción. 

-Para la defensa de las condiciones de labor se han sumado otras voluntades?
-Es verdad. Con UGT hemos coincidido no solo en la defensa las condiciones de trabajo sino además en lo que refiere a preservación de la profesionalización en el sector, en lo que refiere a las categorías profesionales.

Las asociaciones de gobernantas, de metres, de recepcionistas, de camareros, de conserjes y de cocineros se han sumado a esta campaña de forma activa y eso además de sumar positivamente, denota también el riesgo de precarización que corren las profesiones del sector hotelero.

Este es un sector que si pierde la profesionalización de sus trabajadores y trabajadoras corre el riesgo de sucumbir. La cualificación de quienes se desempeñan en nuestro ámbito es fundamental para mantener el nivel de los servicios turísticos.

Sobre todo en este momento, cuando España ha batido récords de visitantes, no por las políticas de nuestro gobierno, sino porque el contexto europeo lo favorece. 

Conflictos bélicos en destinos turísticos del Oriente Medio, los atentados de Francia yBélgica han propiciado, entre otros, el desvío de los visitantes hacia nuestro país.

Tenemos que aprovechar este momento para consolidar derechos y mejorar servicios, aplicar una regulación laboral decente y desarrollar políticas turísticas sustentables.