Imagen afiliación


Archivado en Nota de prensa, Empleo

150 personas de los servicios 1002 y 1004 de Telefónica en el limbo


oficina centro call center

La empresa Comdata (Digitex), encargada hasta ahora del servicio de Telefónica, amenaza a la plantilla para solicitar su baja voluntaria ante el cambio del servicio a las empresas Atento y Abai.


1 de diciembre de 2021. Si hace dos semanas era la empresa Sitel la que dejaba en la calle a más de 200 personas del servicio de Carrefour sin indemnización ni derecho a prestación por desempleo, ahora es Comdata (Digitex) quien hace lo propio con 150 trabajadoras y trabajadores del servicio 1002 y 1004 de Telefónica.

Hace unas semanas se conoció la noticia de que Telefónica cambiaba de empresa proveedora y que el servicio que se presta en Comdata pasaba a manos de Atento (León y Maliaño) y Abai (Madrid y La Carolina).

Las nuevas empresas confirmaron su intención de contratar y respetar la antigüedad de 1100 personas aproximadamente, mientras que se trata de un servicio con más de 1300 personas. Desde el sindicato se reprocha que son Atento y Abai las que, en connivencia con Telefónica, pretenden - aprovechando la coyuntura- reducir el tamaño del servicio, contratando a menos personal del que deberían y sobrecargado con más trabajo al que queda.

CCOO denuncia además que Comdata ha hecho gala de las peores prácticas empresariales amenazando al personal para que solicitara la baja voluntaria. Como aun así no ha conseguido su objetivo, la directora ejecutiva de Comdata -y antigua directora de Sitel- ha entregado una carta informándoles que desde hoy, 1 de diciembre, pasan a formar parte de la plantilla de Antento o Abai a través de una subrogación, cosa que no han reconocido dichas empresas, por lo que no es cierto que les vayan a subrogar.

Por todo esto, las personas que no han sido contratadas por Abai ni por Atento se encuentran en un limbo laboral en el que se quedan sin prestaciones de ningún tipo. CCOO va a denunciar esta situación por vía judicial y administrativa, además de exigir responsabilidades a todas las empresas - Comdata, Atento, Abai y Telefónica- involucradas en este atentado contra los derechos de los y las trabajadoras.