¡VERGÜENZA! ? o la falta de ella


Lamentamos empezar esta circular con un título tan rotundo, pero para definir lo ocurrido en estas dos últimas semanas no encontramos un vocablo más adecuado.



pdf
print
pmail

Desde la primera sentencia del Tribunal Supremo, la Dirección de PCC dio instrucciones de paralizar la tramitación de hipotecas de empleados, incluso dijeron, desde RRHH, que se estaba negociando con los sindicatos, nada más lejos de la realidad. El motivo era claro, ante la sentencia que obligaba a las entidades financieras a hacerse cargo del impuesto de AJD, éstas tenían la opción de modificar los tipos de interés para resarcirse de ese coste. Pero resulta que los empleados tenemos un Convenio Interno, firmado únicamente por CCOO, en el que se establece de forma meridiana las condiciones para la concesión de esos préstamos y, ese acuerdo, no permite modificar unilateralmente ninguna condición.

Adicionalmente a lo anterior, en los casos de hipotecas en las que vencían contratos de arras o plazos de entrega, el Banco ha tramitado las hipotecas obligando a los empleados a firmar, de su puño y letra, una cláusula por la que se comprometían a pagar ellos el impuesto, independientemente del resultado de la resolución del Tribunal Supremo prevista para el 5 de noviembre y comprometiéndose a no hacer ninguna reclamación. Tenemos fundadas dudas sobre la legalidad de que la gestoría page un impuesto que le correspondía al Banco con dinero de un empleado, incluso algún notario hizo constar que, a pesar de suscribir y firmar esa cláusula, el empleado tenía derecho a reclamar el importe si finalmente el Tribunal Supremo obligaba al Banco a pagarla.

Los empleados que no están comprendidos en el párrafo anterior siguen esperando la tramitación de sus hipotecas.

Desde Recursos Humanos ya se han puesto en contacto con nosotros para revisar el contenido del Convenio Interno, incluso nos “avisan” de reclamaciones judiciales por su parte si no accedemos. Es el mundo al revés. La respuesta de CCOO a la Dirección del Banco es clara y pública, no vamos a hablar de este tema mientras no se desbloquee el normal desarrollo en la concesión de las hipotecas a los empleados.

Desde CCOO sentimos vergüenza ajena por la manera en que la Dirección del Banco ha tratado este tema. Si su idea de cumplir los acuerdos y, consecuentemente, los principios y valores de este Banco, es ésta, tal vez se han confundido de Banco. Instamos a Compliance (responsables del cumplimiento normativo) que investiguen esta forma de actuar y procedan en consecuencia. No solamente los empleados “normales” somos susceptibles de sus investigaciones.

Desde CCOO vamos a tratar con absoluta rigurosidad los temas que afectan a los empleados, también vamos a hacerlo desde la defensa de vuestros intereses.

Recibid un cordial saludo.


banner afiliacin