Pagar por ir a trabajar y conciliación de la vida familiar y laboral


Menos campañas falsas y más aplicación real de los acuerdos

El cierre de 40 oficinas implica el cambio de condiciones laborales de los empleados afectados. Este cambio que perfectamente hubiese podido ser pacífico, no va a serlo. Lamentablemente, la Dirección de PCC lo ha decidido así.



pdf
print
pmail

Con la asignación de un nuevo centro de trabajo, mediante la novación de contrato, el Banco no solo no va a pagar el plus de desplazamiento al nuevo centro de trabajo, sino que va a dejar de pagar a las personas que ya estaban cobrando ese plus. Además, a un número de compañeros se les ha asignado un puesto de trabajo que implica desplazamientos a oficinas muy distantes cuando había opciones más cercanas. Los motivos de esta acción son espurios, no le encontramos otra lógica que el cobro de cuentas pendientes, al estilo de un sistema de dirección absolutamente caduco. Como consecuencia, muchos compañeros van a tener que pagar por seguir trabajando.

La reciente edulcorada campaña publicitaria del Banco valoraba el tiempo que un padre podía pasar con su hijo. El Director de Clientes y Estrategia Comercial decía que “con esta campaña publicitaria transmitimos que somos un banco cercano a sus clientes, …  y somos conscientes de que la inversión más valiosa de nuestros clientes es el tiempo”, pero parece que esa afirmación no sirve para el tiempo que los empleados tienen que pasar con sus hijos.

Está claro que la Conciliación de la Vida Familiar y Laboral de los empleados no es importante para el Banco. Como consecuencia del cierre de oficinas, el Banco ha alejado de su domicilio a personas que estaban en reducción de jornada por cuidado de hijos. Todos sabéis que nuestro Plan de Igualdad, firmado por la Alta Dirección del Banco, prohíbe que eso ocurra. Pero desde PCC han preferido aprovechar el resquicio legal de la novación para saltarse el acuerdo que ellos mismos han firmado.

El próximo miércoles se reúne la Comisión de Igualdad. El Director General de PCC forma parte de la misma, en representación del Banco, y le vamos a pedir que explique por qué no ha aplicado el Plan de Igualdad en los criterios seguidos para la asignación de los nuevos centros de trabajo.

Adicionalmente, los cierres de oficinas y los cambios de los compañeros afectados se van a ver acompañados de un ejercicio de reubicación de muchos más trabajadores que no están afectados directamente por el cierre. De hecho, los DDRR están empezando a comunicar a los afectados su nuevo destino y función. En algunos casos se están comunicando destinos que distan más de 25 Km. de su centro de trabajo actual. Esto no es legal. El Convenio Colectivo establece esa distancia como la máxima para un traslado obligatorio y, en ningún caso, debe superar esa distancia a no ser que el trabajador esté conforme. Tened en cuenta que si aceptáis ese cambio vuestra nueva oficina de origen es la que os destinen.

Si os sentís perjudicados con los cambios poneros en contacto con los delegados o delegadas de CCOO para que os podamos informar de vuestros derechos.


banner afiliacin