OPINIÓN

Relevo necesario para un nuevo sindicato


Con la crisis (y desde entonces) muchas familias catalanas han tenido que vivir situaciones tan al límite que han descreído incluso de la mano alargada que los quiere ayudar. Los sindicatos no han sido una excepción y su imagen se ha visto perjudicada. Quizá no han sabido explicar bastante bien, tal vez no han tenido todos los recursos que les habría hecho falta. Con todo, después de un proceso para repensar su papel, CCOO renovaba esta semana la dirección, como meses atrás ya lo hizo UGT. Un relevo generacional que lleva las ganas de trabajar de la savia nueva. Necesitamos sindicatos, no tengan ninguna duda. Sin ellos todo nos iría peor. Así que dejen trabajar y confíen, y de paso, ayuden a tirar de la cuerda también desde su esquina.