La Inspección de Trabajo da la razón a CCOO por la denuncia interpuesta contra la cadena Hooters por faltar a la dignidad de sus trabajadoras

CCOO tiene activa la campaña Cuerpo sí, cosa no, contra la cosificación de las mujeres y la discriminación

La Inspección de Trabajo da la razón a CCOO por la denuncia interpuesta contra la cadena Hooters por faltar a la dignidad de sus trabajadoras


La Inspección de Trabajo concluye que Hooters incurre en una infracción a la "dignidad de las trabajadoras en el desarrollo de su actividad profesional". El Informe de Inspección de Trabajo confirma la denuncia interpuesta por CCOO contra la empresa Hooters de Castelldefels, al resolver que ofrecer a las trabajadoras un vestuario de trabajo que implica enseñar gran parte del cuerpo y en particular zonas especialmente íntimas ,es una falta grave contra el derecho de toda persona trabajadora "al respecto de su intimidad y a la consideración debida a su dignidad" incumpliendo así el artículo 4.2.e) del TRET, Real Decreto Legislativo 1/1995.


pdf
print
pmail

CCOO valora muy positiva esta resolución porque favorece la acción sindical para erradicar esta práctica discriminatoria y vejatoria contra las mujeres trabajadoras al cosificar-las. Desgraciadamente esta práctica, CCOO  denuncia que se da en sectores con atención directa al público como son la restauración, la hostelería, el comercio, ferias y congresos -entre otros-, donde el marketing de las empresas utilizan en la relación laboral el cuerpo de las mujeres, especialmente las partes íntimas, como reclamo sexualizado desproporcionado e injustificado en el desarrollo de la actividad profesional.

La Federació de Serveis de CCOO de Catalunya denunció el 1 de diciembre de 2017 en Inspección de Trabajo a Hooters para que investigara las características de las condiciones laborales de la cadena ante su apertura en Castelldefels. La cadena Hooters, muy conocida en los EE.UU. con el apodo de breastaurant (restaurando de los pechos) inició su actividad en Castelldefels no exenta de polémica y acusada de trato sexista a sus trabajadoras en las ofertas de trabajo y en el vestuario de trabajo. En el transcurso de las actuaciones de la investigación de la Inspección, la empresa comunicó que decidió dejar de operar bajo la marca Hooters y que el establecimiento será sustituido por otra marca de restauración.

CCOO interpuso esta denuncia al estar plenamente de acuerdo con la Declaración del Consejo Nacional de las Mujeres de Catalunya al considerar que la comunicación publicitaria de la cadena Hooters en sus restaurantes es sexista, y por lo tanto ilícita, y que basa su estrategia en la reproducción de estereotipos de género que utiliza el cuerpo de las mujeres como reclamo para la captación de sus clientes.

CCOO de Catalunya tiene activa la campaña "Cuerpo sí, cosa no" en contra de la cosificación de las mujeres, precisamente para denunciar y actuar ante la carencia de dignificación de la mujer cuando se la califica en función de su belleza o de su correspondencia con el deseo sexual masculino, sin hacer referencia ni a su capacidad racional ni a su dignidad humana. A menudo el cuerpo de la mujer se muestra y se trata como un mero objeto que tiene que ser explotado y expuesto, a veces, también, junto con otros objetos o productos.

CCOO denuncia que los modelos, como los de los restaurantes Hooters, atacan de forma directa y frontal los derechos de las mujeres - que son derechos humanos -, y son un espejo vergonzoso por la lucha contra la violencia machista y malogran el modelo de sociedad que queremos.

CCOO Serveis Catalunya