Los trabajadores de la hostelería zaragozana se manifiestan por un convenio colectivo digno


Los sindicatos CCOO, OSTA y UGT han convocado una manifestación desde el Restaurante Las Palomas hasta el Hotel Palafox por el bloqueo de la negociación del convenio de hostelería de Zaragoza. Los sindicatos exigen que la patronal zaragozana respete los incrementos salariales anunciados ayer por Juan Rosell desde CEOE.


pdf
print
pmail

La movilización ha convocado a numerosos trabajadores y trabajadoras del sector hostelero zaragozano y ha discurrido sin incidentes por el centro de la capital aragonesa. Durante el transcurso de la movilización, los manifestantes han señalado a Restaurante Las Palomas, Hotel Alfonso y Hotel Palafox como los establecimientos causantes del bloqueo de la negociación del convenio.

Los sindicatos CCOO, OSTA y UGT solicitan unos incrementos salariales indexados al IPC, es decir, de un 1,6% para el año 2016 (coincidiendo con el IPC) y del 1,4% para el año 2017 con revisión salarial a final de año si el IPC es superior.

Además reclaman la regulación de la subcontratación en los hoteles para que colectivos como las camareras de piso mantengan las condiciones fijadas en el convenio sectorial y no vean precarizados sus salarios desde 1.000 euros a 700 euros mensuales a través de los convenios colectivos de empresa.

Los representantes de los trabajadores recuerdan que el convenio de hostelería de Zaragoza es una excepción al no retribuir la nocturnidad entre las 22 y las 0 horas, por lo que reclaman que los trabajadores y trabajadoras que desarrollen su actividad durante ese horario disfruten de una compensación económica tal y como recoge el Estatuto de los Trabajadores.

Precisamente ayer, Juan Rosell de CEOE anunció incrementos salariales para el 2017 entre el 1% y el 2% pudiendo llegar hasta el 2,5% atendiendo a la situación del sector. Los datos turísticos que mensualmente distribuye el Gobierno de Aragón arrojan nuevos records de visitantes, pernoctaciones e ingresos en el año 2016 y lo que llevábamos de 2017, sin embargo, la última oferta formal que la patronal hostelera zaragozana trasladó en el SAMA contempla unos incrementos salariales de un 1% anual, muy lejos de las directrices anunciadas por CEOE.