27-S. Dia Mundial del Turismo

Se necesita fortalecer la negociaci贸n colectiva y una regulaci贸n tur铆stica sostenible para lograr un turismo de calidad


Molinos. Turismo castilla la mancha

Los sindicatos CCOO-Servicios y UGT-SMC en Castilla-La Mancha reivindicamos una industria tur铆stica de calidad tambi茅n en los derechos laborales coincidiendo con la conmemoraci贸n del 27 de septiembre, D铆a Mundial del Turismo.




pdf
print
pmail

Reclamamos la implicaci贸n de la parte empresarial junto con la sindical en la negociaci贸n colectiva para atajar la precariedad en el empleo, impulsar los salarios y apostar por la formaci贸n; y reclamamos, tambi茅n, la implicaci贸n de todos los agentes del sector (administraci贸n auton贸mica y administraciones locales, c谩maras de comercio, asociaciones de profesionales?), a trav茅s delConsejo Regional de Turismo, para debatir las l铆neas generales de un modelo tur铆stico socialmente responsable e impulsar y propiciar avances como, por ejemplo, en la regulaci贸n homog茅nea de las viviendas de uso tur铆stico.

En un a帽o en que en el sector tur铆stico se est谩n batiendo r茅cords en cifras de negocio, con d铆gitos en facturaci贸n, ocupaci贸n, viajeros y pernoctaciones que no se alcanzaban desde el a帽o 1999, las organizaciones sindicales CCOO-Servicios CLM y UGT SMC-CLM alertamos sobre las debilidades del sector: la precariedad laboral y los bajos salarios; y reclamamos un cambio de modelo tur铆stico que sea socialmente sostenible y responsable y que apueste por el empleo estable, con derechos y con salarios decentes.

En nuestra regi贸n, los buenos datos tur铆sticos tambi茅n han redundado en un aumento de la afiliaci贸n a la Seguridad Social; pero el 97% de los contratos realizados en el sector de la hosteler铆a son temporales; un ampl铆simo porcentaje de ellos no supera los siete d铆as de duraci贸n y muchos m谩s de la mitad son contratos a tiempo parcial.

Los sindicatos alertamos sobre las debilidades del sector: la precariedad laboral y los bajos salarios; y reclamamos un cambio de modelo tur铆stico que sea socialmente sostenible y responsable y que apueste por el empleo estable, con derechos y con salarios decentes.

Esta precariedad laboral origina una merma en la profesionalidad y en la calidad de la oferta tur铆stica y hostelera. Por ello, uno de los principales retos a abordar en el sector es la creaci贸n de empleo de calidad, basado en contratos fijos y fijos discontinuos; porque, adem谩s, desde el punto de vista productivo, un trabajador/a bien pagado y tratado, ofrece un servicio de mucha m谩s calidad y ello redunda en la satisfacci贸n del turista.

Para mejorar el empleo y los salarios, es indispensable fortalecer la negociaci贸n colectiva. A finales de a帽o vencen los convenios de Hosteler铆a de las provincias de Toledo y de Ciudad Real, que afectan en conjunto a m谩s de 15.000 trabajadores y trabajadoras.

La negociaci贸n colectiva puede y debe permitirnos a la parte empresarial y sindical atajar la precariedad laboral en sus distintas vertientes:

Primero, mediante una recuperaci贸n del poder adquisitivo de los salarios acorde a la recuperaci贸n del sector, que es fundamental para fortalecer su crecimiento.

Y simult谩neamente, mediante la eliminaci贸n de las desigualdades generadas desde el mismo momento de la contrataci贸n por la profusi贸n de contratos a tiempo parcial y temporal especialmente entre los j贸venes y las mujeres, agravando las brechas salariales de g茅nero y generacionales.

Finalmente, la apuesta por el empleo de calidad, estable y con derechos, debe reforzarse con la apuesta por la formaci贸n.

La negociaci贸n colectiva puede y debe permitirnos a la parte empresarial y sindical atajar la precariedad laboral

Salarios, estabilidad laboral y formaci贸n conllevar谩 ganar profesionalidad, incidiendo directamente en la calidad de la oferta tur铆stica

Para el cambio de modelo que propugnamos, es tambi茅n necesaria e imprescindible la implicaci贸n del resto de los agentes protagonistas del sector. As铆, el Consejo Regional de Turismo, que es el 贸rgano que re煤ne a las administraciones auton贸mica y locales, c谩maras de comercio, agentes econ贸micos y sociales y asociaciones m谩s representativas, debe asumir su papel y ser el marco donde debatir las l铆neas generales de un modelo tur铆stico socialmente responsable.

As铆, el Consejo Regional de Turismo puede y debe, por ejemplo, impulsar y propiciar avances en la regulaci贸n homog茅nea de las viviendas de uso tur铆stico, en favor de la oferta reglada y poniendo coto a la oferta alegal, analizando la problem谩tica, proponiendo medidas para que afloren este tipo de viviendas y as铆 poder comercializarlas de una manera ordenada.

Eso conllevar铆a acabar con la competencia desleal y el intrusismo, propiciando que emerja la econom铆a sumergida, a nivel general; y, en particular, el empleo sumergido, para lo que es preciso reforzar las inspecciones tur铆sticas y la Inspecci贸n de Trabajo.

En este sentido, y para concluir, subrayar tambi茅n la importancia capital para la calidad de los servicios tur铆sticos tanto de las campa帽as de informaci贸n a los consumidores como de la actuaci贸n inspectora de la administraci贸n.


banner afiliaci髇