El turismo andaluz alcanza cifras records, mientras la precariedad laboral y el fraude crece


La demanda internacional y la recuperación del turismo nacional catapultan los destinos turísticos andaluces que muestran registros de ocupación nunca vistos en nuestra comunidad. No obstante, CCOO denuncia que el empleo que se está creando es precario, temporal, a tiempo parcial y fraudulento.



pdf
print
pmail

En el primer semestre del 2016, 8,3 millones de turistas visitaron Andalucía (un 9,18% más que el año anterior) y se realizaron 22,6 millones de pernoctaciones (un 12,28% más que en el mismo periodo del año anterior). Las ocho provincias andaluzas acumulan crecimientos en todos los parámetros y, en su conjunto, crecen por encima de la media nacional. La rentabilidad media del sector ha crecido un 11,38%. De cara a los meses de julio, agosto y septiembre, CCOO estima que el crecimiento en pernoctaciones y visitantes rondará el 8%, confiando en que el empleo de calidad aumente a la par.

Mientras los principales indicadores turísticos crecen de manera espectacular, el empleo hotelero, y sobre todo su calidad, no crece tanto: apenas un 8,25%, tendencia que se mantiene desde el pasado año. No obstante el empleo que se está creando es precario, a tiempo parcial y, en muchos casos, fraudulento, ya que se trabajan más horas de las contratadas, lo que supone un fraude a la Seguridad Social. Esta realidad supone también un aumento de las cargas laborales de las personas trabajadoras.

Desglosado por provincias, los datos son los siguientes:

Provincia

Incremento pernoctaciones

Incremento empleo

Almería

33,73%

18,21%

Cádiz

9,86%

9,60%

Córdoba

6,74%

6,16%

Granada

1,64%

0,26%

Huelva

12,56%

18,60%

Jaén

8,77%

3,42%

Málaga

10,30%

8,58%

Sevilla

15,76%

5,42%

Según los datos de la Seguridad Social, en el conjunto de los subsectores de hostelería en Andalucía hay 195.185 trabajadores y trabajadoras de los que 102.625 (52,58%) tienen un contrato indefinido y el resto, 92.560 (47,42%), son temporales. Es decir, casi la mitad de la plantilla trabaja con un contrato temporal. , mientras que el año pasado.

En el primer trimestre de 2015 los trabajadores/as con contrato indefinido a tiempo completo representaban el 73,04% del total; un año más tarde representan sólo el 68,75%, es decir, que este tipo de contratos ha bajado casi 4,5 puntos.

En los seis primeros meses del año 2016, el crecimiento de la afiliación a la seguridad social en el sector turístico ha sido de 15.449 afiliados/as mas, (un 9,42% más que el año anterior). De éstos, el 99,15% han sido temporales y a tiempo parcial, por tanto, solo el 0,85% ha sido indefinido.

A juicio de CCOO, el elevado número de contratos temporales esconde situaciones fraudulentas ya que, o están cubriendo una necesidad permanente o, aún siendo temporales, al hacerse para cubrir temporadas altas en el sector, deberían realizarse bajo la modalidad de fijo discontinuo. Igualmente fraudulento es el fenómeno de los 'falsos autónomos' trabajadores y trabajadoras que son obligados a darse de alta en el régimen de autónomos para que sean ellos mismos quienes corran con el coste de la cuota de Seguridad Social. La precariedad laboral se complementa con la existencia de falsos contratos formativos, en los que contratos en prácticas como becarios cubren puestos de trabajo habituales para ahorrarse el salario de un trabajador de cualquier categoría.

A todo ello tenemos que sumarle la subcontratación y externalización a nivel del conjunto de departamentos de los servicios en sectores de hotelería, y, en particular, el departamento de camareros y camareras de pisos, con el objetivo de precarizar más el empleo y no aplicar los convenios sectoriales para rebajar más aún los salarios en cerca del 40%y empeorar sus condiciones laborales.

Esta precariedad laboral origina una merma en la profesionalidad y la calidad de la oferta turística. Por ello, el principal reto de CCOO en el sector es la creación de empleo de calidad y con derechos, basado en contratos fijos y fijos discontinuos, porque un trabajador/a bien pagado y tratado ofrece un servicio de mucha más calidad y ello redunda en la satisfacción del turista.

En definitiva, CCOO apuesta por hacer del Turismo un motor de nuestra economía, que sirva de palanca para el cambio hacia un nuevo modelo productivo y que ponga la economía al servicio de las personas, en condiciones de igualdad, derechos, bienestar y sostenibilidad ambiental.