EN CLAVE ARCOIRIS, 17 MAYO, DIA INTERNACIONAL CONTRA LA LGTBIFOBIA.


LA ORGANIZACIÓN de las Naciones Unidas (ONU) declara que el propósito de los “Días Internacionales” es sensibilizar, concienciar, llamar la atención, señalar que existe un problema sin resolver, un asunto importante y pendiente en las sociedades para que Gobiernos y Estados actúen y tomen medidas o para que la ciudadanía así lo exija a sus representantes.



pdf
print
pmail

EnClave Arcoiris, 17 de Mayo, Día Internacional contra la LGTBifobia

LA ORGANIZACIÓN de las Naciones Unidas (ONU) declara que el propósito de los “Días Internacionales” es sensibilizar, concienciar, llamar la atención, señalar que existe un problema sin resolver, un asunto importante y pendiente en las sociedades para que Gobiernos y Estados actúen y tomen medidas o para que la ciudadanía así lo exija a sus representantes.

CCOO SE SUMA a la celebración del 17 de Mayo, Día Internacional contra la LGTBifobia, para recordar y recordarnos, para reivindicar y reivindicarnos y para manifestar que las personas lgbti formamos parte activa de esta sociedad y que todavía, hoy en día, se nos quiere condenar a callar para no perder nuestros empleos, para no ser señaladas dentro del mundo del deporte, para no ser objeto de acoso escolar, para no ser discriminadas, agredidas, asesinadas, así como de un gran número de situaciones cotidianas que llenan nuestras vidas de experiencias negativas intolerables en un Estado democrático y progresista.

Las personas lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales hemos sido perseguidas, encarceladas, internadas… por el solo hecho de ser y sentir. Por eso, desde hace más de cuarenta años, luchamos en este país para exigir nuestros derechos, que son derechos humanos, y para conseguir la igualdad real y efectiva respecto al resto de la población.

Pero también es cierto que cada vez más personas lgtbi dejamos el armario en casa cuando vamos a nuestro puesto de trabajo; damos la cara desde mundos supuestamente difíciles como el del deporte (ejemplos como la esgrimista paralímpica Gema Hassen-Bey o Víctor Gutiérrez, de la Selección Española Masculina de Waterpolo); o nos plantamos, como algunos adolescentes y jóvenes, y deciden acabar con el acoso escolar montando oficinas de información en colegios e institutos, contando con el apoyo del profesorado y la dirección. Porque la vida de las personas lgtbi merece ser pura vida, vida que no cabe en ningún armario.

Muchos han sido los logros conseguidos gracias a la incansable lucha de las personas lgtbi pero aún falta mucho por conseguir, en la actualidad aún estamos esperando, desde el año 2017, a que se tramite la proposición de ley que fue admitida en el Parlamento y que, de momento, está totalmente parada.

Igualmente, no existe un compromiso de los Gobiernos autonómicos en desarrollar e implementar adecuadamente las leyes aprobadas e impulsar la aprobación de las mismas en las comunidades autónomas que aún no han aprobado como pueden ser Castilla La Mancha, La Rioja, Cantabria, Ceuta y Melilla.

El próximo día 26 de Mayo, la ciudadanía está llamada a las urnas para elegir a quienes habrán de representarnos en el Parlamento Europeo, en nuestras Comunidades Autónomas y en nuestros Ayuntamientos y decidir las políticas que habrán de regir nuestra convivencia. El odio no es connatural al ser humano sino que se aprende; por eso también se aprende el respeto. La LGTBifobia no es respeto, ni es solidaridad, ni es justicia, ni es empatía, ni es igualdad… ¡No es democracia!

La LGTBifobia es una de las lacras que coloca a las sociedades en el peor de los escenarios posibilitando la aparición de peligrosos discursos que la utilizan para alimentar la violencia y el odio y romper los valores democráticos. Valores que deben defenderse, protegerse y aumentarse. Igual de deleznables, aunque quizás más sutiles, son las políticas de quienes, en connivencia con los anteriores, realizan recortes presupuestarios en sanidad, en educación y deportes y en servicios sociales, se oponen a nuevas leyes o presentan recursos de inconstitucionalidad contra las ya aprobadas.

CCOOmanifiesta -a quienes propugnan discursos que pretenden devolvernos al ostracismo y a la oscuridad de los armarios- que no vamos a callarnos; tampoco tendrán que buscarnos: porque estamos aquí, existimos y nuestra lucha es un ejemplo de libertad. Decía don Jacinto Benavente: que “Una cosa es continuar la historia y otra es repetirla.” ¡Las personas lgtbi vamos a continuarla!
¿Y tú?

Este 17 de Mayo, Día Internacional contra la LGTBifobia y todos los días, CCOO y su #EnClaveArcoiris, defiende el ser, amar, querer y sentirse con libertad.