Febrero registra una mínima reducción del paro registrado


CCOO- CCOO califica de "anécdota" la reducción del paro registrado en 13.538 personas, apenas un 0,3% respecto al mes anterior, cuando hay 4,5 millones de personas en el paro registrado y 5,5 en el paro estimado por la EPA.


pdf
print
pmail
Para CCOO, a pesar de esta mínima reducción de febrero, la cifra de demandantes inscritos en las oficinas del SEPE es de 5.892.226, de las que se consideran paradas a 4.512.153 Más allá de los criterios utilizados para reducir su número en el 23%, la realidad es que hay 3.140.821 mujeres y 2.751.405 hombres inscritos en las oficinas públicas de empleo buscando un trabajo. ?También hay que destacar que a pesar de la reducción en el paro registrado, el número de demandantes inscritos en las oficinas NO se redujo: en febrero hay 228 personas más buscando un empleo o un mejor empleo del que tienen que en el mes anterior?, señala CCOO en un comunicado.

Por otro lado, se confirma el enorme deterioro que está sufriendo la calidad del empleo en España: el 90% de los contratos registrados en febrero fueron de carácter eventual; solo el 6% fueron indefinidos a tiempo completo y los contratos a tiempo parcial ya suponen uno de cada tres contratos firmados. Además la utilización de la comparación interanual oculta un dato preocupante: en febrero la contratación indefinida se ha estancado y lo que es peor, la indefinida a tiempo completo ha caído el 4%.

La precariedad está acompañada de una rotación en el empleo que roza lo absurdo, como lo demuestra la comparación entre las afiliaciones a la Seguridad Social. En los últimos doce meses se han registrado 21,7 millones de altas en la Seguridad Social que han venido acompañadas por 21,4 millones de bajas: son 43,1 millones de movimientos que multiplican por casi 100 veces el aumento neto en el numero de afiliados en el mismo periodo.

La distribución sectorial del aumento de la afiliación muestra que solo aumenta en el sector público y en sectores de bajo valor añadido (comercio, hostelería y servicios auxiliares) que generan empleos inestables y donde se pagan salarios bajos. ?Esa no puede ser la senda del crecimiento que este país necesita ni el modelo productivo de nuestro futuro: sin empleo industrial, sin servicios de alto valor, especializándonos cada vez más en actividades de servicios de turismo y de temporada, la economía española y el empleo tienen un mal futuro?, subraya el sindicato.
 
PROPUESTAS DE CCOO
 
Ante este panorama, es necesaria una política presupuestaria que fomente el cambio estructural del aparato productivo, que promueva el uso eficiente de los recursos públicos en todos los niveles de la Administración y que ayude a recuperar la demanda interna. El objetivo debe ser sacar la economía española de su patrón tradicional de crecimiento de bajo valor añadido, sin industria, empleo inestable y salarios bajos. Para ello hace falta aumentar suficientemente la inversión pública y reorientarla hacia la mejora de la calidad y el contenido tecnológico de las empresas. La injusta rebaja de impuestos promovida por el Gobierno no persigue este fin, sino el rédito político a corto plazo.

En España hay 2.009.000 personas paradas que están excluidas del sistema de protección por desempleo con los datos de SEPE, una cifra que se eleva hasta las 3.807.696 con datos de la EPA, un altísimo nivel de desprotección que genera pobreza y exclusión y que debe ser combatido, entre otras medidas, implantando una renta mínima en el conjunto del estado.

Urge adoptar nuevas medidas que mejoren la protección a las personas en desempleo, más allá del acuerdo para el Programa Extraordinario de Activación del Empleo destinado a las personas desempleadas de larga duración con cargas familiares. Un programa que el Gobierno aceptó solo por la presión de los sindicatos y para el que exigimos la máxima urgencia en su puesta en marcha al mismo tiempo que seguimos demandando un aumento de la protección a las personas sin empleo ni recursos.