La plantilla no ve recompensado su esfuerzo

La plantilla no ve recompensado su esfuerzo


Bankia es incapaz de valorar y compensar la inmensa labor realizada por la plantilla durante el 2018, con un ERE y una integración tecnológica en tiempo récord, todo esto en medio de una coyuntura económica muy desfavorable.


pdf
print
pmail

En la mañana de ayer Bankia nos trasladó los resultados de la empresa a efectos de retribución variable.

Lo escueto de esta información se puede ver en el cuadro facilitado por la empresa, pese a la demanda de información detallada presentada por CCOO para acceder a datos segregados por tipología de centros, demanda que por el momento no ha sido atendida.

La única conclusión a la vista de estos datos facilitados es que la plantilla no ve recompensado su esfuerzo.

Parece ser que la plantilla no ha tenido nada que ver con la buena marcha de la Entidad en 2018.

A pesar de aumentar un 39% los beneficios con respecto al año pasado, los resultados medios de la plantilla en la Retribución Variable han descendido (89,78% frente al 101,06% del año pasado).

A pesar de incrementar el dividendo a los accionistas, el número de compañer@s que no va a poder cobrar algún aspecto de la retribución variable por no alcanzar el mínimo ha aumentado desproporcionadamente (más de 1.000 personas frente a las 115 del año pasado), incluso con la corrección efectuada por la empresa permitiendo que las oficinas provenientes de BMN se beneficien del mejor criterio entre la media de ambos semestres y el resultado del segundo semestre (la empresa no ha querido ver otras excepcionalidades, como habría sido eliminar la llave de fondos).

A no ser que l@s unic@s artífices de los buenos resultados de Bankia hayan sido l@s grandes directiv@s, con nuestro presidente a la cabeza, que han obtenido una V2 y V3 muy superior a la media de la plantilla, según datos publicados en el Informe de Retribuciones remitido a la CNMV.

Todo lo anterior es consecuencia de la imposición de unos objetivos desmesurados, desmotivadores, inalcanzables, complejos y nunca negociados.

El resultado es una Entidad incapaz de valorar y compensar la inmensa labor realizada por la plantilla durante el 2018, con un ERE y una integración tecnológica en tiempo récord, todo esto en medio de una coyuntura económica muy desfavorable.

En otro orden de cosas, Bankia nos comunicó el resultado del Sistema de Clasificación de Oficinas que será aplicado a las direcciones y subdirecciones para este ejercicio 2019. La Entidad notificará en qué nivel ha quedado encuadrada cada oficina (pincha aquí si quieres ver los límites de corte).

Además, Bankia nos informó de que se amplía el horario de utilización de la tarjeta de comida en media hora, de manera que el pago podrá realizarse hasta las 17 hrs.

Y nos confirmó que en la nómina de abril se pagará la parte pendiente de abono del Plus Convenio.