Archivado en Publicaciones, Mujeres e Igualdad

UNA MIRADA DE GÉNERO. Se feminiza la destrucción de empleo público


El Gobierno del PP está consiguiendo de forma solapada apartar a las mujeres del empleo público (que no de la actividad, de la búsqueda de empleo, ahí resistimos). Hasta ahora, las mujeres hemos tenido una presencia consolidada en el empleo público, abierto a nuestra participación laboral en porcentaje mayor que el empleo privado


pdf
print
pmail
Los ajustes de un sector enflaquecido como efecto de la política austericida y antisocial del gobierno están dejando ver ya las repercusiones directas en el empleo y las oportunidades laborales de las mujeres: porque hemos perdido empleos, sobre todo empleos de calidad, y porque la ciudadanía ha perdido servicios públicos de cuidado y atención a personas que ahora, resucitando una mentalidad tradicional obsoleta, se nos intenta adjudicar de nuevo a las mujeres.

 

La destrucción de empleo público nos preocupa especialmente a las mujeres porque nos afecta doblemente. Porque se pierde empleo directo y porque se pierden servicios públicos, fundamentalmente de atención y cuidado de personas, a la vez que se pretende que seamos las mujeres quienes resolvamos calladamente esta carencia de servicios, una adjudicación que se nos aplica de forma silenciosa y aparentemente individual, por la vía de los hechos consumados, ante la urgencia de solventar las necesidades imperiosas de menores y familiares que necesitan estos cuidados.

Los datos demuestran claramente el impacto de los ajustes en la pérdida de empleo público. En lo que llevamos de ajustes acumulados (desde finales de 2011), se han perdido en el sector público 374 mil empleos, de los cuales, 253 mil han sido empleos temporales y 121 mil indefinidos. El primer impacto afectó especialmente al empleo público masculino, pero ahora se concentra peligrosamente en el empleo de las mujeres, según la comparación de los datos de la EPA del 1º y 2º Trimestre del 2012 y de los mismos trimestres en el 2013, ya que en los dos últimos trimestres se percibe, en términos interanuales, un cambio de tendencia, empezando a darse un ajuste mayor en el empleo público de las mujeres, a quienes afecta de manera especial dada la desigualdad estructural del mercado laboral (más presencia de mujeres en el sector público).

De los 197,9 mil empleos destruidos en el sector público que resultan de la comparación interanual del 2º trimestre de 2012 y del 2013, el 67% han sido de mujeres (que han perdido 133,4 mil empleos), y de este empleo femenino demolido, el 87% han sido empleos a tiempo completo (116 mil empleos menos en esta modalidad).  

Corresponde al Gobierno frenar esta sangría. Desde CCOO exigimos que se activen políticas de creación de empleo que acaben con la destrucción de empleo, público y privado, que permitan el crecimiento económico y que aseguren un empleo de calidad. Demandamos que se restituyan los recortes presupuestarios que han debilitado los servicios públicos (sanidad, educación, atención a dependencia, otros servicios públicos locales y autonómicos), de doble impacto en el empleo de las mujeres. Desde CCOO luchamos para que se eliminen las discriminaciones. Únete a CCOO y defiende tus derechos.

Secretaría Confederal de la Mujer e Igualdad de CCOO, 30 de agosto de 2013.