ESTO ES UN FRAUDE




Archivado en Comunicados, Condiciones de trabajo

Las prolongaciones de jornada en el sector financiero son escandalosas

ESTO ES UN FRAUDE


CCOO CajaSur informa: Las prolongaciones de jornada en el sector financiero son escandalosas

Los datos sobre prolongaciones de jornada en los sectores financiero y de seguros recogidos en la Encuesta de Población Activa del pasado año 2013 y 1º trimestre del 2014, son verdaderamente llamativos: el promedio de 440.400 ocupados en el sector realiza una media de 0,62 horas extras semanales por persona, de las que sólo se pagan el 9%. El resto, el 91%, son horas extras ilegales y por tanto fraudulentas. 

Sin embargo, estos datos, no se corresponden ni de lejos con la realidad que el estudio de campo realizado por CCOO, según el cual, de acuerdo a estimaciones muy prudentes,  la plantilla del sector financiero estaría prolongando su jornada de forma fraudulenta una  media de 4,2 horas semanales.

Ver documento


pdf
print
pmail

Las  prolongaciones de jornada en el sector financiero son escandalosas

Los datos sobre prolongaciones de jornada en los sectores financiero y de seguros recogidos en la Encuesta de Población Activa del pasado año 2013 y 1º trimestre del 2014, son verdaderamente llamativos: el promedio de 440.400 ocupados en el sector  realiza una media de 0,62 horas extras semanales por persona, de las que sólo se pagan el 9%. El resto, el 91%, son horas extras ilegales y por tanto fraudulentas.  

Sin embargo, estos datos, no se corresponden ni de lejos con la realidad que el estudio de campo realizado por CCOO, según el cual, de acuerdo a estimaciones muy prudentes,  la plantilla del sector financiero estaría prolongando su jornada de forma fraudulenta una  media de 4,2 horas semanales.

De acuerdo a estas estimaciones, el impacto de las horas en B en el sector durante la crisis (2008-2013), es verdaderamente escandaloso:

  • En el año 2013 el total de horas extras no remuneradas  realizadas por la plantilla podría haber alcanzado los 57 millones de horas.
  • El importe que las arcas del estado han dejado de ingresar durante el periodo de crisis por estas horas fraudulentas (cotizaciones a la seguridad social y recaudación de impuestos) podría ascender a 2.297 millones de euros.
  • Igualmente, los trabajadores y las trabajadoras del sector han dejado de percibir en ese mismo periodo casi 8.600 millones de euros por estas horas que no les han sido remuneradas, dinero que de haber estado en la economía real habría generado riqueza, consumo y empleo.
  • Con las prolongaciones de jornada a la que nos obligan las presiones comerciales desmedidas se podría haber dado trabajo a unas 33.500 personas desempleadas, mientras que la realidad es que en nuestro sector en el periodo 2008-2013 se han destruido más de 50.000 empleos