Archivado en Acuerdos, Comunicados, Revision Salarial, Convenio Empresa, Carrera profesional, Cooperación, Convocatorias, Comunicados convenio

Comunicado sobre las Jornadas corporativas 2020

PALABRA DE DIOS, AMÉN.


…alegoría:



pdf
print
pmail

El dogmatismo religioso entiende los evangelios como la Palabra de Dios, si bien, científicamente está demostrado que los textos evangélicos no se escribieron por los propios evangelistas. Existen cientos de textos, principalmente en griego, que tienen su origen en las transcripciones de la tradición oral atribuidas a los evangelistas y que tenían el fin de evangelizar y llevar la palabra del Mesías por las distintas comunidades del antiguo imperio romano.

Estos documentos eran muchas veces copiados de manera errónea y, en ocasiones, modificados intencionadamente para zanjar cuestiones que suscitaban controversias entre distintas corrientes cristianas. Así hasta que en el siglo VI se decidió establecer un único texto, lo que conocemos como la Biblia, y declarar apócrifos el resto de documentos.

De lo cual se puede decir que la Palabra de Dios es más secular que divina. Pese a ello, quien osaba a poner en cuestión la Divina Palabra era declarado hereje y sometido a graves penas. El apocalipsis, las plagas divinas o el sacrificio siempre han sido un buen método para dominar a las masas e inclinar la balanza a favor de unos pocos.

Las parábolas y la elocuencia de los predicadores pueden hacer imaginar que el esfuerzo es recompensado de manera justa, pero no siempre es así. La fe mueve montañas y en nombre de ellas se pueden alcanzar grandes logros, y también, cometerse grandes injusticias.

Cuentan de la bondad y el milagro del Hijo al multiplicar los panes y los peces por miles (Marcos 6, 34-44). Pero hay ocasiones en las que la abundancia es para unos pocos, y para el resto, solamente quedan las raspas y las migas.

No siempre fueron bienaventurados los que tuvieron hambre y sed de justicia, cuanto más, saciados. Mas, el de más arriba, insinúa rebajar tales esperanzas, pues estamos ante un cambio de ciclo y nadie puede predecir que va a suceder. Quien sabe lo que subyace bajo este mensaje…