Archivado en Comunicados, Nota de prensa, Salud Laboral, Condiciones de trabajo

Una situación laboral insostenible y lesiva para la seguridad y salud de la plantilla

La Inspección de Trabajo de Barcelona vuelve a dar un fuerte varapalo a Burger King después de las denuncias de CCOO de Serveis


La Inspección de trabajo vuelve a extender un nuevo informe contra Burger King que sólo puede ser calificado de fuerte varapalo a la incoherente y constantemente lesiva política laboral de la compañía de restauración rápida. Siguiendo con la anterior resolución de este verano, donde la Inspección de Trabajo de Barcelona levantó acta de infracción para obligar a los trabajadores a afeitarse barbas y perillas, y a las trabajadoras a llevar un lazo en el cabello, cuestión esta que supone un atentado a la dignidad personal y que tuvo un importante eco público.



pdf
print
pmail

En concreto, la Inspección de Trabajo de Barcelona ha levantado hasta siete actas de infracción, de carácter grave, debido a varias situaciones que la sección sindical de CCOO a la empresa y la Federación de Servicios de CCOO también habíamos denunciado hacía ya casi un año.

En materia de seguridad y salud, se levanto acta de infracción grave por el nefasto estado de los vestuarios de los trabajadores a toda una serie de centros de trabajo de la cadena, y se pide revisar las evaluaciones de riesgos psicosociales, puesto que la situación de estrés laboral está resultando casi insostenible en muchos de los restaurantes de la multinacional.

Se levantan también actas de infracción por el incumplimiento del descanso entre jornadas, por la carencia de un registro de jornada efectivo (las prolongaciones horarias acostumbran a ser interminables y del todo ilegales), y porque la contratación eventual que la compañía lleva a cabo es en fraude de ley. Además, y como vergüenza definitiva, se levanta una acta de infracción adicional puesto que la empresa, despreciando la autoridad de Inspección de Trabajo, ha puesto trabas constantes a la tarea inspectora, que la propia Inspección califica de “falta de colaboración y conducta de obstrucción”.

CCOO Serveis de Catalunya, como en anteriores resoluciones, se congratula del resultado porque la Inspección de Trabajo les da la razón, pero lamenta que la política laboral de la empresa continúe siendo de no respetar las normas laborales existentes. Este es un camino que sólo lleva a un conflicto continuo cuando la sección sindical de CCOO en la empresa ha propuesto en múltiples ocasiones la vía del diálogo para resolver el montón de situaciones irregulares existentes en la empresa.

La sección sindical y la federación continuarán adelante en la tarea de defender los derechos de las trabajadoras y los trabajadores de Burger King, hasta donde haga falta.

CCOO Serveis Catalunya