¿Reestructuración o desorganización?


La reestructuración de los Servicios Centrales de Bankia se ha convertido en un despropósito organizativo. Necesitamos alguna solución real ya, y desde luego machacar a la plantilla para resolver el caos que ha provocado Bankia no es una de ellas.


pdf
print
pmail

La reestructuración de los Servicios Centrales de Bankia se ha convertido en un despropósito organizativo: reducción de equipos bajo mínimos haciendo imposible cumplir los plazos comprometidos, deterioro de la calidad del servicio afectando al funcionamiento de la Entidad, asignación de tareas nuevas que se acumulan a las actuales, ya de por sí desmesuradas...

La situación no es coyuntural y es vergonzoso intentar solucionar el enorme problema de mala previsión y de pésima planificación apelando a la responsabilidad, profesionalidad y compromiso de la plantilla. El esfuerzo y sacrificio que los compañeros y compañeras demuestran día a día desde hace años no hace milagros.

Cuando el problema es estructural como en este caso, es la empresa la que tiene que tomar las decisiones oportunas para dar soluciones adecuadas y eficientes.

Hasta ahora, lo que está haciendo es ?animar? a prolongar la jornada de trabajo, a llevarse la tablet a casa los fines de semana? y si es necesario (¿¿¿necesario???) también en las vacaciones.

Bankia, ese no es el remedio al desastre organizativo que padecemos. Con estas prácticas poco éticas lo único que se consigue es enfermar a la plantilla y empeorar la situación.

Necesitamos alguna solución real ya, y desde luego machacar a la plantilla para resolver el caos que ha provocado Bankia no es una de ellas.

#BankiaesteNOeselcamino