En Servicios Centrales no sobra nadie


Bankia ha solicitado a un informe para medir la carga del trabajo en los Servicios Centrales


pdf
print
pmail

Recientemente hemos tenido conocimiento de que Bankia ha solicitado a Oliver Wyman un informe que mide, entre otros parámetros, la distribución de la carga del trabajo en los Servicios Centrales. 

¿Nos hace falta el informe de una consultora externa para saber que la carga del trabajo la soportan cada vez menos trabajadoras y trabajadores?  Simplemente con echar un vistazo al organigrama de Servicios Centrales se puede comprobar que los equipos se van reduciendo. Los Responsables de Área y Directoras y Directores de Departamento gestionan a menos personas, hasta el punto de que en alguna Dirección solo figura el propio responsable, sin equipo, al frente de un trabajo externalizado que se realiza en empresas subcontratadas.

Las consecuencias de estas reducciones de personal son principalmente y, entre otras, la disminución de la calidad del trabajo y el empeoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores que realizan ese trabajo. La mayoría de las tareas se presupuestan, tanto económica como temporalmente; se ajustan y reducen tanto los tiempos que se disminuye la calidad de los procesos, aumentan los errores al no poder hacer las pruebas previas suficientes, y es necesario prolongar la jornada laboral para poder terminar las tareas en tiempo y forma.

Por otro lado, algunos responsables de decidir el "cómo" no tienen un conocimiento técnico real de la necesidad que van a diseñar. Toman decisiones "a su manera" bajo un criterio personal y los proyectos se construyen, en muchas ocasiones, en empresas fuera de Bankia, que tampoco tienen posibilidad de tener la información funcional suficiente para realizar un trabajo adecuado.

Además de la carga estructural de trabajo preexistente, en el futuro más próximo, con la fusión de BMN y los nuevos requerimientos regulatorios, se van a incrementar las tareas a realizar, para unas plantillas cada vez más menguantes, por lo que no se explica que en este contexto se produzcan, a tan pocos meses de la integración tecnológica, cambios de estructura con pérdida de conocimiento funcional.

Finalmente, el incremento exponencial de reuniones, derivado del incremento de las cargas de trabajo no viene sino a agravar la situación.

Consecuencia de todo lo anterior es que los compañeros y compañeras de SSCC reciben, en muchos casos, una mala calificación por un servicio que ellas y ellos no han realizado.

Todas y cada una de estas cuestionen influyen de forma negativa en el "clima laboral" que el conjunto de los trabajadores desearíamos tener en nuestro centro de trabajo.

Volvemos a incidir en el cumplimiento de la jornada laboral; vigilaremos e intervendremos en aquellos lugares donde se produzcan presiones para prolongarla, siendo especialmente beligerantes con aquellos que, de forma reincidente, continúen con su tenaz labor de hacer que nuestro puesto de trabajo sea nuestra única casa y los compañeros nuestra única familia.

CCOO considera que ningún informe justifica la reducción de los equipos actuales. En Bankia no sobra nadie.