La prisa se tropieza con sus propios pies


A pesar de que seguimos en Estado de Alarma, a pesar de que las Autoridades Sanitarias y el Gobierno recomiendan el teletrabajo siempre que sea posible, a pesar del temor a que las prisas desencadenen una segunda oleada de una pandemia que ni mucho menos está controlada, Bankia ha decidido obviar dichas recomendaciones.



pdf
print
pmail

El desconfinamiento progresivo no significa el final de la alerta sanitaria ni el fin de la lucha contra el COVID-19.

El Escenario de Vuelta Gradual propuesto por Bankia y presentado el pasado jueves a la toda la representación legal de los trabajadores se está aplicando de manera incoherente y precipitada por la empresa. En dicha reunión, aunque reconocimos y felicitamos a Bankia por el esfuerzo que está realizando en materia de salud, ya les comentamos que ojalá pudiésemos felicitarles también por su aplicación y ejecución.

Lamentablemente no es el caso:

-La desescalada en los Edificios es como mínimo, imprudente. Y es absolutamente innecesaria, teniendo en cuenta que se puede mantener a la plantilla teletrabajando como ya solicitamos en anteriores reuniones del Comité de Salud cuando pedíamos seguir las recomendaciones del Gobierno en esta materia.

-Se están reduciendo turnos en la red de oficinas de manera totalmente arbitraria, haciendo cada Dirección de Zona lo que le viene en gana.

-La exclusión de los directores/as de dichos turnos se está realizando sin contar con la situación personal y familiar en cada caso.

-Siendo únicamente una recomendación, se está obligando a disfrutar la totalidad de las vacaciones en los meses de julio y agosto.

-Hay órdenes de mantener las puertas abiertas que se están cursando desde algunas Direcciones Territoriales, sin control de acceso ni aforo, y se están abriendo oficinas al público sin las medidas de protección adecuadas.

Todo ello son muestras de la irresponsabilidad de algun@s mandos que están tomando estas apresuradas decisiones.

Como también son irresponsables los obstáculos que se están poniendo a acogerse a las medidas de conciliación que la propia Bankia ha determinado para determinados colectivos.

No se entienden las prisas en la reincorporación a los centros de trabajo cuando la pandemia continúa provocando en España cientos de muertes cada día.

CCOO exige a Bankia que reflexione y dé marcha atrás, no vaya a ser que con las prisas, se tropiece con sus propios pies.