CCOO Federaci贸n Servicios

Logo 1

GANAMOS EN LOS TRIBUNALES

GANAMOS EN LOS TRIBUNALES


Dos sentencias dictadas recientemente son un claro ejemplo de c贸mo se entienden las relaciones laborales en Banesto. El banco desoye los intentos de negociaci贸n que planteamos los Sindicatos y hace gala de su prepotencia habitual y en lugar de pactar soluciones y cumplir con la ley, obliga a los trabajadores a recurrir a los tribunales de justicia para que se reconozcan sus derechos.

PLUS DE RESIDENCIA. La aplicaci贸n unilateral e interesada por parte de Banesto, del acuerdo de Participaci贸n en Beneficios tuvo como consecuencia el impago de la parte proporcional correspondiente al Plus de Residencia a aquellos trabajadores que tienen este derecho de Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla.

Con objeto de dar una soluci贸n a esta medida arbitraria, encontramos un principio de acuerdo que evitase que todos los trabajadores afectados iniciasen una reclamaci贸n por la v铆a jur铆dica de resultados siempre inciertos. Banesto ha retrasado la firma durante varios meses  de forma  totalmente injustificada, lo que ha motivado que un grupo de afiliados de CCOO y UGT de Ceuta a interponer la correspondiente demanda al objeto de recuperar lo que es suyo. Y hemos ganado la sentencia.

No ser铆a de recibo que Banesto entrase en la v铆a de recurrirla, lo que nos situar铆a en un escenario de litigios que se resolver铆an posiblemente en el Tribunal Supremo en el transcurso de uno o dos a帽os, en el peor de los casos. Por una vez deber铆a ser consecuente con lo firmado con la representaci贸n sindical y con lo resuelto por el juez, abonando a los trabajadores lo que les debe. Es la 煤nica soluci贸n.

READMISI脫N DE UN EXCEDENTE. Un trabajador de Zaragoza pide su paso a la situaci贸n de excedencia al amparo del Convenio Colectivo; finalizado el periodo de excedencia solicita su reincorporaci贸n, recibiendo como contestaci贸n el ofrecimiento de 聯alguna oficina de Galicia-Asturias o Castilla la Mancha-Extremadura聰, a pesar que en la misma plaza se estaban produciendo vacantes e incluso se ten铆a previsto abrir alguna nueva oficina. Desde Comfia-CCOO iniciamos entonces la v铆a jur铆dica para defender sus derechos.

La nula respuesta del banco a sus requerimientos por conseguir un puesto de trabajo, ha decidido la sentencia de juez, que reconoce el derecho a la readmisi贸n, as铆 como a la antig眉edad pactada en el contrato de trabajo que el banco tampoco quer铆a reconocer.

Es evidente que en ambos procesos los Sindicatos hemos sido coparticipes, junto a los trabajadores, para superar situaciones injustas que no deber铆an haberse producido. Al menos Comfia-CCOO hemos estado donde debemos,  otros  chiringuitos sindicales, como siempre, o no se enteran o miran hacia otro lado.

Debemos remarcar que hay que buscar el origen de estos desencuentros con el banco en la decisi贸n de la empresa de erigirse en juez y parte en las pr贸ximas elecciones sindicales. Cuando sus sindicatos de c谩mara, es decir, sindicatos de empresa no tienen respuesta ni ofrecen alternativas, como siempre, entonces parece que desde la direcci贸n se opte por paralizar la acci贸n sindical que otros estamos impulsando. No es nuevo que Banesto quiera dar un vuelco electoral en contra de los sindicatos de clase, pero van a ser los trabajadores los que decidan en la pr贸xima convocatoria electoral, no los directores de Recursos Humanos, aunque les pese.

Noviembre 2006