CCOO Federación Servicios

Logo 1

Luces y sombras de la política presupuestaria del Gobierno

Luces y sombras de la política presupuestaria del Gobierno


El pasado 21 de septiembre, sendas delegaciones de CC.OO. y UGT conocieron las líneas generales de los PGE 2. Os ofrecemos a continuación una primera opinión de CC.OO., a la que seguirá como viene siendo habitual un exhaustivo informe sobre dicho presupuesto cuando este sea definitivamente aprobado.

El pasado 21 de septiembre, sendas delegaciones de CC.OO. y UGT encabezadas por sus secretarios generales, José María Fidalgo y Cándido Méndez, conocieron de boca del vicepresidente económico y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, las líneas generales de los PGE 2006, posteriormente ratificadas en Consejo de Ministros. Os ofrecemos a continuación una primera opinión de CC.OO., a la que seguirá como viene siendo habitual un exhaustivo informe sobre dicho presupuesto cuando este sea definitivamente aprobado.


En una reflexión general sobre lo que ha venido en denominarse líneas generales de los PGE 2006, CC.OO. comparte buena parte del diagnóstico del ministro Solbes, al destacar en su repaso de la situación de la economía, los buenos resultados en crecimiento del PIB, sobre todo en términos comparados con la mayor parte de los países de la Unión Europea; sin embargo, difiere en el excesivo triunfalismo del Gobierno ante la opinión pública ocultando los graves desequilibrios reflejados en  un déficit con el exterior insostenible, el sostenido diferencial en inflación, el cada vez más elevado endeudamiento de las familias y el desmesurado precio de la vivienda. CC.OO. considera que el modelo de crecimiento es frágil y debe ser corregido para evitar un desplome repentino con negativas consecuencias sobre el crecimiento y el empleo.


Entre las líneas generales de los PGE 2006, cabe destacar las siguientes:


  • Las cuentas públicas tendrán un ligero superávit (0,3% del PIB) como resultado de un déficit del Estado (0,3% del PIB) y un superávit de la Seguridad Social (0,7% del PIB). El Gobierno mantiene su apuesta por la estabilidad presupuestaria.
  • Las políticas con mayor crecimiento serán las de I+D+i, infraestructuras, educación, vivienda, sanidad y pensiones, sin precisar los porcentajes de crecimiento.

En opinión de CC.OO., la ausencia de una coordinación liderada por el Gobierno Central en políticas de competencia autonómica con incidencia determinante en la competitividad de la economía y la cohesión social (sanidad, educación y vivienda), y la no existencia de recursos propios suficientes en estas materias abren serias dudas sobre la posibilidad de solucionar los graves problemas actuales, alguno de los cuales no se explican sólo por una “insuficiente financiación”.


Un ejemplo es el Acuerdo de Financiación Sanitaria, adoptado sin avanzar en la definición de una política sanitaria que articule soluciones a sus problemas en un contexto de respeto a la autonomía de las CCAA y que, a la vez, desarrolle la corresponsabilidad fiscal de todas las Administraciones Públicas. Asimismo, la efectividad en la mejora del acceso a la vivienda y la disminución de su precio mediante un aumento en las dotaciones, se reduce significativamente al no contar con una política coordinada con las Comunidades Autónomas donde todas las Administraciones aporten las cantidades mínimas necesarias. Ejemplo extensivo al capítulo de Educación, un elemento determinante para mejorar la igualdad de oportunidades y la capacidad productiva de la economía española.


Por otro lado, CC.OO. muestra su desacuerdo con iniciativas anunciadas en algunos medios de comunicación acerca de una nueva reducción de los impuestos sobre la renta (IRPF e Impuesto de Sociedades) con pérdidas de recaudación y rebajas en los tramos con mayor renta.


De la misma manera, la falta de progresos en el diálogo social, donde se evidencia una sorprendente falta de interés del Gobierno, provoca incertidumbre por la ausencia de soluciones ante el reto que debe asumir la sociedad española en materia de empleo, pensiones y en la creación de una prestación a personas dependientes.


Es a partir de estas reflexiones y criterios, donde se observa una escasa implicación del Gobierno en la definición y puesta en práctica de políticas decisivas para mejorar la capacidad de generar riqueza y ampliar la cohesión social, que se abren dudas razonables, a juicio de CC.OO., sobre la idoneidad del presente presupuesto para afrontar los importantes retos que tiene la sociedad española.


Miguel Angel García,
Responsable del Gabinete Económico de CC.OO.