CCOO Federación Servicios

Logo 1

La vida se alarga cuatro años después de la jubilación


La esperanza de vida se irá incrementando progresivamente durante las próximas décadas. Los hombres recortarán ligeramente la brecha que les separa de las mujeres pero éstas seguirán viviendo un promedio de seis años más.

Según los datos proporcionados ayer por el INE, un varón nacido en 2030 vivirá un promedio de 80,8 años, cuatro más que los nacidos en 2002. Ese incremento lo notarán también las mujeres que prolongarán su esperanza de vida hasta casi 87 años, cuatro más que los 83 actuales.

Eso quiere decir que la vida después de los 65 años será más larga y, por lo tanto, los ancianos cobrarán su pensión durante un periodo más largo de tiempo, lo que, sumado al envejecimiento de la población, obligará a la Seguridad Social a aumentar las partidas destinadas al pago de pensiones.

Con la esperanza de vida actual, un hombre cobra su pensión durante once años y una mujer durante dieciocho. Esas cifras se incrementarán en cuatro años a partir de 2030.

Precisamente, ayer el Ministerio de Trabajo comunicó que el gasto medio mensual en pensiones contributivas aumentó un 82,5% desde 1994. El número de prestaciones también creció en la última décadas, un 14,4%, hasta situarse en julio de este año en 7.880.620.

En total, la pensión media del conjunto del sistema creció un 60,58% desde 1994, al pasar de 359,32 euros mensuales de media a 577,1 euros en julio de este año.

Amaia Ormaetxea para EXPANSION. Viernes 20 de Agosto de 2004