CCOO Federación Servicios

Logo 1

"Hemos" ganado un 14,8% más

"Hemos" ganado un 14,8% más


Cuando se recibe un correo de la Presidente del banco, como el del pasado día 8, en el que comparte la información con toda la plantilla, explicando con todo lujo de detalles la excelente marcha del negocio, las exitosas estrategias seguidas, de las que vamos a seguir en el futuro y dando muestras de su agradecimiento por nuestro compromiso, parece que deberíamos sentirnos orgullosos, alegres y motivados de pertenecer a esta empresa.

Sin embargo, creemos que la realidad es mucho más cruda, mucho más dura que lo que reflejan los datos que nos aporta la Sra. Presidente. Cada vez más, nos sentimos alejados, ajenos a estos resultados. Cada vez más, pensamos que el fruto de nuestro trabajo pasa por nuestro lado, sin que los trabajadores y trabajadoras de esta empresa perciban algo por su esfuerzo en esa consecución.

Sabe Vd., Sra. Presidente, por qué no podemos sentirnos orgullosos, no podemos sentirnos involucrados en el proyecto, no podemos sentirnos participes de los logros, …se lo explicamos:

Juicio día 17 de Septiembre. Ese día, en la Audiencia Nacional, se hará el juicio por la demanda interpuesta en solitario por CC.OO. (¿será que el resto de sindicatos sí están con el discurso oficial?), contra la política de la dirección de nuestro banco de “escamotearnos” sistemáticamente los cuartos de paga que nos corresponden por beneficios.

Escasez de plantilla. Una excesiva carga de trabajo, motivada por la escasez de plantilla, está provocando un aumento preocupante del estrés y la ansiedad.

Prejubilados. Ahora el banco se desdice de un compromiso adquirido y va a dejar de pagar una parte significativa del Convenio Especial. Es decir, donde Banesto ya ganaba, les pagan el 90% del salario, ahora quiere ganar más.

Desbaratan los derechos colectivos. Lo que durante años y años se ha ido construyendo a través de la Negociación Colectiva lo quieren liquidar, para imponer sistemáticamente un criterio de "modernidad absoluta":
  • Quieren una disponibilidad absoluta de horarios, evidentemente sin contemplar ninguna mejora económica y por supuesto, sin considerar la renuncia a la vida familiar que ello representa.
  • Quieren una disponibilidad absoluta de movilidad geográfica, trasladándote a cualquier lugar sin explicación alguna.
  • Quieren pagar lo que unilateralmente consideran, obviando cualquier aspecto regulado, estando siempre sujetos al “humor” del jefe.
  • En definitiva quieren una identificación total, que significa una abdicación a toda crítica constructiva a quienes dirigen la empresa.

Esta política de personal, que pretenden disfrazar de modernidad, no es más que un fiel reflejo de los sistemas más arcaicos, basados en: aquí se hace lo que yo digo, aquí se paga lo que yo establezco, aquí el horario lo marco yo, aquí los objetivos los fijo yo.

Por todo ello, Sra. Presidente, agradecemos su escrito, creemos que el mismo refleja una sincera gratitud, pero, al mismo tiempo, le invitamos a reflexionar respecto de lo aquí descrito. Puede ser solo una calentura de un Sindicato, pero, tal vez, solo tal vez, sea un reflejo más fiel de la realidad. Una realidad que a Vd. no le llega o le llega muy segmentada. En definitiva, creemos que merece la pena ese esfuerzo por conocer otra realidad, así podrá atestiguar que el respeto a los trabajadores y trabajadoras no debe basarse en palabras y más palabras, sino en hechos. En su mano esta cambiar esta situación.

12 de julio de 2004