LA CAJA, EN BOCA DE TODOS

CCOO Federación Servicios

Logo 1

LA CAJA, EN BOCA DE TODOS

LA CAJA, EN BOCA DE TODOS


Estamos sin duda ante la peor crisis institucional de la Caja en los últimos 70 años. Esta crisis se produce en el peor momento, en medio de una crisis económica brutal. Pero que nadie se engañe: todo esto ocurre porque la Caja es una empresa potente, de éxito y, por ello, codiciada por algunos, de forma mal disimulada.

 

► Este es el tipo de comunicados que desearíamos no tener que emitir nunca porque, en vez de informar de un avance laboral o de la necesidad de solucionar tal o cual problema que afecta a la plantilla, hoy debemos referirnos a aspectos institucionales que afectan de lleno al presente y al futuro de la Caja y, por tanto, al de sus trabajadores.

Hemos informado del propósito del Gobierno de la Comunidad de Madrid de obtener un control total sobre Caja Madrid. Para ello, ha elaborado una nueva Ley de Cajas, que introduce modificaciones en la composición de los Órganos de Gobierno orientadas a tal fin. Esta Ley fue aprobada en el Parlamento Autonómico el 29 de diciembre.

 

CC.OO. vamos a seguir informando de los contenidos y consecuencias de esta Ley, pero conviene adelantar que una de las principales polémicas consiste en que se pretende aplicar esta Ley a procesos electorales de la Caja que ya estaban en marcha antes de su aprobación. Esto se abordó en la reunión de la Comisión de Control de la Entidad el viernes, día 16, en la que el sector del PP de Esperanza Aguirre, con el apoyo de una parte del PSOE y del representante de UGT, han intentado aplicar la nueva Ley a dichos procesos. Este intento de retroactividad es una falta de respeto a decisiones anteriores de los Órganos de Gobierno de la Caja y, por extensión, a esta Institución y a todo lo que representa.

 

La actuación de CC.OO. es coherente con nuestra defensa de la actual naturaleza jurídica de las cajas de ahorros, así como con la defensa de una Caja Madrid fuerte y estable, pero también hacemos lo que hacemos por decencia y por respeto a nosotros mismos, a los Órganos de Gobierno de la Caja y a la plantilla a la que representamos.

 

El viernes ganamos la votación en la Comisión de Control aunque ahora, la Comunidad de Madrid dice que esa reunión es “nula de pleno derecho” y amenaza, por ejemplo, con inhabilitar a todos los que votaron en contra de su voluntad y sus intereses. Hay otras cosas que han pasado en estos días y que podemos ver en artículos de prensa y entrevistas:  

 

   - El Sr. Beteta, Consejero de Economía de la Comunidad de Madrid por el PP, ha reiterado su conocida opinión: “yo estoy a favor de privatizar las cajas de ahorros”. Si pensamos en la nueva Ley de Cajas y en este señor (o personas próximas) manejando en buena medida los designios de Caja Madrid... pues es como poner al lobo a cuidar de las ovejas.

 

   - El Sr. Tomás Gómez, Secretario Gral. del PSM-PSOE ha decidido apoyar en este asunto al sector del PP de la Comunidad de Madrid “por la estabilidad de la Caja”; y asegura “entender que un ahorrador retire sus depósitos” de la Caja, por la debilidad que se transmite.

 

Estamos sin duda ante la peor crisis institucional de la Caja en los últimos 70 años. Esta crisis se produce en el peor momento, en medio de una crisis económica brutal. Pero que nadie se engañe: todo esto ocurre porque la Caja es una empresa potente, de éxito y, por ello, codiciada por algunos, de forma mal disimulada.

 

Cada cual debe sacar sus conclusiones sobre lo que está pasando aunque, lamentablemente, lo que ya sabemos es que se le está haciendo daño a la Caja, que nos da de comer, en la que nos desarrollamos personal y profesionalmente, en la que tenemos amigos y compañeros, que aspiramos a mejorar en el plano laboral, pero que NOS GUSTA COMO ES.  

 

Madrid, 19 de enero de 2008