Archivado en Condiciones de trabajo, Comunicados convenio

18/03/2016 CC.OO ha mantenido y mantiene el criterio de NO estar justificadas la necesidad de adopción de medidas de ajuste.

TRUCO CON TRATO


    Durante el proceso de negociación de la mesa de negociación del periodo de consultas 2016 en Cajasur Banco, CC.OO ha mantenido y mantiene el criterio de NO estar justificadas la necesidad de adopción de medidas de ajuste.  La dirección, tanto de Kutxabank como de Cajasur no han sido capaces, en todos estos años, de arreglar los problemas de nuestra Entidad.




pdf
print
pmail

Truco con Trato.

  Durante el proceso de "negociación" de la mesa de negociación del periodo de consultas 2016 en Cajasur Banco,  CC.OO ha mantenido y mantiene el criterio de NO estar justificadas la necesidad de adopción de medidas de ajuste.

 Cajasur forma parte del grupo Kutxabank que presenta una situación económico-financiera consolidada que lejos de presentar ratios de preocupación, es presentada como uno de los grupo financieros más solvente, sino el que más.

 Es cierto que Cajasur es la marca low-cost del grupo Kutxabank, asume trabajos y funciones dentro del grupo que no repercuten en su cuenta de resultados. El objetivo último de la presumible necesidad de adoptar medidas, es consolidar esta función profundizando en esa asignación de papeles.

 Después de años repitiendo como un mantra que "la cosa estaba muy malita" toda la plantilla hemos acabado por interiorizar esa afirmación.  Un ERE, un descenso de 668 personas en la plantilla, 3 años de congelación salarial, un ERTE, sin aportación al plan de pensiones desde 2014? nuestra enfermedad, lejos de mejorar, ¡cada vez va a peor! Siempre nos dicen: ?con esta medicación vas a mejorar, ya verás como sí?. Y a la hora de la verdad, seguimos igual.

 La dirección, tanto de Kutxabank como de Cajasur no han sido capaces, en todos estos años, de "arreglar" los problemas de nuestra Entidad. Es cierto que en su momento nos rescataron y que sin su intervención Cajasur no hubiera podido sobrevivir. Pero no es menos cierto, que tras todos estos años, ahora nos plantean un escenario en el que parece que la supervivencia de Cajasur depende única y exclusivamente de bajarnos los sueldos. ¡Para este viaje no hacía falta tanta alforja!

 No vamos a firmar este ERTE, así propondremos democráticamente a nuestros órganos sindicales, nuestras razones son:

 *      No es necesario: nos engañan como trileros enseñando la bolita de los beneficios año tras año, y ahora nos dicen que no son reales. Que viene el lobo, que viene el lobo?

*      Es discriminatorio: 1400 con reducción salarial y de jornada y 650 solo con reducción salarial. ¿Acaso quienes ocupan puestos de dirección, subdirección, banca personal, pymes, mandos intermedios, etc? tienen menos derecho que el resto?

*      Es asimétrico en su impacto económico: la plantilla más joven, aquella a la que le quedan más años de servicio, es la que financia las prejubilaciones. Las condiciones de la prejubilación (similares a las de Kutxabank) son las más altas del sector. No se sostiene que a la vez que reduzco el salario de quien se queda, se esté dispuesto a pagar más que en el resto del sector a quien se va.

*      Es tramposo cuando habla de mecanismos de recuperación: porque ya sabemos cómo acaban. Nunca se cumplirán las condiciones necesarias para la recuperación.

*      Es injusto: porque no transforma el bonus variable y discrecional con el que la empresa premiará a dedo en salario fijo. Si, previsiblemente este mismo mes se va a abonar en torno a 1 millón de euros en variable, ¿no debería haberse pactado que ese dinero se debía transformar en una menor reducción salarial?

 Nos parecen razones más que suficientes para no estar de acuerdo. Porque pensamos que hay otra forma de hacer las cosas, otras medicinas para tomar. No todo puede pasar por la amenaza a tu puesto de trabajo para que tragues aceite de ricino. Porque pensamos que en algún momento se tiene que superar en Cajasur la fase de "que no echen a nadie a la calle" y entrar en la fase de luchar por las condiciones laborales. Y quizá ese momento ya haya llegado.

 Desde CCOO también queremos anunciar a nuestra afiliación que vamos a abrir un referéndum para preguntarles su opinión. Porque lejos de creernos con la verdad absoluta que lleva a negociar siempre en despachos sin ventanas (donde ni entra la luz ¡ni el aire para ventilar!) creemos que nuestra gente tiene algo que decir, y queremos escucharles.

 Este es el truco y este es el trato firmado.

Ver documento Truco o trato